Loading...

Primero fue el viernes, en Tigre, con Mauricio Macri y María Eugenia Vidal como apuntados. Ayer, nuevamente, fue la gobernadora quien recibió un escrache en una recorrida que realizaba por Mar del Plata, donde anunció la construcción de un Metrobus. Y se suma a otros episodios similares, como el que vivió la semana pasada el ministro de Justicia Germán Garavano en la ex ESMA, y los varios que sufrió Macri en el año y medio de su presidencia.

Al confeccionarse la agenda diaria del Presidente, cuando realiza actividades en el conurbano se evita informar dónde se van a llevar a cabo

“Nos preocupa, claramente. Y hemos tomado medidas para evitarlo”, destacan fuentes de Casa Rosada puntualmente sobre la seguridad de Macri. En las últimas semanas, al confeccionarse la agenda diaria del Presidente, cuando realiza actividades en el conurbano se evita informar dónde se van a llevar a cabo. Pasó ayer, por ejemplo, con la visita que realizó a Quilmes, que se informó sobre la hora.

“Sucia, no tenés vergüenza. Los delincuentes nos están matando”

“Se hace por precaución, porque muchas veces no sabés con lo que te vas a encontrar”, comentan voces ejecutivas, que creen que al anticipar los lugares a los que irá, se facilitan escraches organizados por sectores de la oposición.

También preocupa la seguridad de Vidal, que ayer fue escrachada por un vecino y cerca de 20 docentes en Mar del Plata. “Sucia, no tenés vergüenza. Los delincuentes nos están matando”, le gritó un hombre a la mandataria provincial desde un balcón, mientras que un grupo de maestros se instalaron con carteles que decían “Fuera Vidal” y leyendas referidas al conflicto gremial por la paritaria docente. Los hechos ocurrieron en las inmediaciones de la plazoleta “De las Américas”, situada en Buenos Aires y Belgrano, de esa ciudad, donde además estuvieron el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

Loading...

 

Anuncios