Loading...

El intendente de San Antonio de Areco, Francisco Durañona, se llevó un chasco hoy cuando envió a su jefe de Gabinete a reiterarle un pedido de audiencia al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, que estaba de visita en el distrito junto a los candidatos locales de Cambiemos.

Según narró Durañona,la réplica del ministro, ante un pedido que ya se había formulado por escrito y a través de emisarios, fue desconcertante:

“No voy a recibir a ningun kirchnerista”, replicó el funcionario macrista. “Yo no me siento con los corruptos del kirchnerismo”, insistió.

Ante la incredulidad del funcionario municipal, que insistió con un pedido de explicaciones, Dietrich subrayó que “por suerte” él decide a quien atiende y a quien no.

“Lo que hicieron ustedes fue una grasada”, agregó, y precisó, ante un nuevo requerimiento, que se refería “al amparo que presentaron contra la autopista”.

La disputa tiene origen en el cobro de la tasa de División y Mensura, que existe en varios municipios, a la empresa IECSA, por la construcción de la autopista entre Pilar y Pergamino, a la altura de San Antonio de Areco.

Según la ordenanza fiscal e impositiva aprobada por el Concejo Deliberante local, correspondía que la firma de Calcaterra -primo del presidente- pague unos 25 millones de pesos por ese concepto.

El pedido de audiencia que promueve Durañona tiene que ver con ese tema y otros derivados de la construcción de la autopista. “Hay cuestiones de seguridad, de accesos, del impacto hidráulico, temas locales, pero hemos tenido rechazo permanente” dijo

“Hemos tenido rechazo permanente: o no nos atienden los pedidos de audiencia o directamente nos hacen saber por terceros que no nos van a recibir”, se lamentó.

“Independientemente de lo que nosotros podamos entender, equivocadamente o no, de lo que corresponde en la obra, es muy llamativa la actitud de un ministro”, sostuvo Durañona.

Loading...
Fuente: Infocielo
Anuncios