Escándalo sexual en el ejercito argentino: violaron a una menor en el Casino de Suboficiales

El Ejército Argentino quedó envuelto en un escándalo por el abuso sexual de una menor dentro del Casino de Suboficiales del Regimiento de Caballería de Exploración de Montaña 4, en San Martín de los Andes.

Hay tres militares bajo la lupa de la Justicia neuquina, y la Policía ya allanó el predio y secuestró elementos para preservar pruebas.

El hecho ocurrió la madrugada del sábado y la víctima es una joven de 17 años, que fue revisada por personal del hospital de la localidad y médicos forenses.

Según la versión que pudo reconstruir este medio con fuentes oficiales, en la madrugada tres suboficiales del Ejército Argentino habrían charlado con dos chicas, de 17 y 18 años, en el centro de la localidad cordillerana y les propusieron ir al casino militar ubicado camino al lago Lolog.

loading...

En el casino –donde hay un comedor amplio, cocina, baño y una serie de habitaciones– los tres militares y las dos jóvenes estuvieron bebiendo alcohol y escuchando música hasta tarde. En ese escenario fue que se produjo el abuso.

La joven de 18 años fue la que dio la alerta sobre una presunta violación de su amiga menor de edad y la acompañó hasta el hospital de la localidad donde se le dio intervención a la Comisaría 23, que de inmediato pidió instrucciones a la fiscalía.

El equipo fiscal ordenó a la Policía y Criminalística requisar el Casino de Suboficiales, por lo que el gran despliegue montado en la pequeña localidad cordillerana llamó la atención de los vecinos, que ya al mediodía de ayer se mostraban asombrados e indignados por lo ocurrido.

La chica fue asistida en el hospital por los médicos y un forense que le realizó las primeras pericias, que incluyeron un isopado para obtener muestras biológicas, claves para los especialistas en casos de abuso.

En el casino, Criminalística también debió levantar huellas y rastros biológicos que ayuden a orientar la investigación.

Con la orden del juez, la Policía allanó la sede militar y secuestró prendas de vestir y de cama, con la finalidad de preservar elementos de prueba. Todo lo secuestrado quedó en cadena de custodia y deberá ser peritado.

A última hora quedaron demorados los tres militares involucrados, que iban a ser identificados y hoy podrían ser acusados por la fiscalía.

La fiscalía analizaba si iba a formular cargos a la brevedad.

Fuente: lmneuquen.com

2 comentarios

  1. Excelente comentario. Bien centrado en la realidad. Es de esperar que, antes que logren fugar, se los pueda neutralizar, inmovilizarlos y deslindar responsabilidades, incluyendo las patrimoniales.

  2. Está claro que el proceso de descomposición institucional y cultural del país se ha encaminado hacia un resultado incierto si no se detiene de inmediato. El gobierno de carácter virreinal, dependiente de lo peor del establischment capitalista mundial, comprometido ya en un «salvémonos nosotros como podamos», huirá en pleno, corte completa y parientes, de manera abrupta en algún momento más o menos cercano. Ello, no por la acción desestabilizadora de la que en palacio se acusa a Zaffaroni especialmente, sino por el propio escape en cadena de los protagonistas de la organización de la quiebra y los empréstitos que se licúan en fuga de divisas perdido el sustento ideológico y publiciitario de los grupos de presión locales e internacionales.
    Es utópico ya imaginar la posibilidad cierta de un mea culpa y compromiso democrático del actual Gobierno.
    La cuestión principal, entonces, es mancomunar esfuerzos de reparación histórica y recuperación urgente de la riqueza nacional dispersa y en peligro de ser transferida. Ello implica una respuesta popular ordenada, firme y conceptuosa para que los partidos políticos populares con la exclusión absoluta de los que directamente actuaron en la debacle (PRO, UCR, los dirigidos por Elisa Carrió y por Patricia Bullrich) y los dirigentes políticos que disimularon el cuadro y prestaron colaboración (como Massa, Picheto y otros), intelectuales orgánicos del establischment (como Jorge Lanata, Leuco, padre e hijo y otros de similares actitudes), conforrmen un equipo urgente de salvación democrática nacional de emergencia que asuma el control del territorio y, con el auxilio de las Universidades Nacionales, dicte un programa único de Gobierno Nacional de Urgencia.
    El presente análisis y modelo no está planteando el desalojo de un Gobierno en la plenitud de su legalidad y ejercicio del poder político, legislativo y judicial, es decir un Golpe de Estado o asonada guerrillera, sino que llama la atención del riesgo cierto de derrumbe institucional mayor, de intervención foránea militar o de apariencia técnica, y la necesidad de una alternativa de contención ciudadana y social para evitar una descomposición mayor y más seria de la sociedad y la seguridad de la población.

Dejanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
× ¡Suscribite a nuestro WhatsApp!
A %d blogueros les gusta esto: