Revelan que Díaz Gilligan compró 7,5 hectáreas en el Uruguay

Tras la revelación del diario El País, de España, de que el ahora ex funcionario había sido socio de una firma que llegó a tener 1,2 millones de dólares en un banco en Andorra, al menos hasta fines de 2014, el caso derivó en una causa judicial y en la intervención de la Oficina Anticorrupción (OA), donde el ex segundo de Fernando De Andreis decidió postergar su presentación.

Díaz Gilligan compró dos terrenos de 7,5 hectáreas en Uruguay, ocho meses luego de desvincularse de la empresa Line Action, mientras era director general de Promoción Turística de la Ciudad de Buenos Aires. Lo hizo en Pueblo Edén, un slow town -un pueblo tranquilo y casi sin tránsito- en el departamento de Maldonado, cerca de Minas y a 40 km de Punta del Este, señala Border Periodismo.

El dato surge de la propia declaración jurada que el funcionario debió presentar al asumir en su cargo nacional en 2015.

Allí detalla la adquisición, el 19 de agosto del 2015, del 50% de un lote de 25.000 metros cuadrados, por sólo $34.323 pesos, y del total de otro terreno, de 50.000 metros cuadrados, adquirido el 8 de octubre de ese año, por 68.646 pesos.

loading...

454277.jpg

Los lotes en Uruguay son los únicos bienes inmuebles que Díaz Gilligan declaró como propios ante la OA. La compra en 2015, llevó su patrimonio de $576.621 a $1.010.134, un crecimiento interanual del 75 por ciento.

El ex funcionario declaraba ahorros en dólares que apenas fluctuaron entre los 35 y 30 mil dólares, además de bonos y ahorros y la mitad de una camioneta.

Para 2016, los lotes uruguayos fueron cotizados por las mismas cifras y su patrimonio se elevó hasta $1.553.433, un 53% más que el año anterior y un 169% desde que pasó de su cargo en la Ciudad al de Presidencia.

Las compras -que, al contrario de su rol en la empresa con cuenta en Andorra, sí fueron declaradas- toman relevancia por dos detalles. El primero es el país. Si bien la costa uruguaya es un destino de vacaciones e inversiones extendido en el PRO, en el caso de Díaz Gilligan remite a Francisco “Paco” Casal, el empresario que habría participado en la inversión de Line Action que terminó con la cuenta en Andorra.

Los lotes se compraron 9 y 11 meses después de que Díaz Gilligan saliera de la empresa Line Action -según el diario español, vendiendo acciones-. El ex funcionario insistió en decir que nunca tuvo relación con el dinero depositado en Andorra y que esos fondos habrían producido haberes, es decir, se habrían gastado. La duda es cómo entonces llegó a realizar la compra de los terrenos, algo que tal vez deba explicar ante la OA o la Justicia.

Porque si bien Díaz Gilligan declaró los inmuebles como lotes con un valor de apenas $103 mil, la cotizó en “20 o 30 mil dólares”, lo que ya de por sí duplicaría el costo de la inversión.

En 2015 el dólar oficial rondaba los 9,3 pesos y el blue, superaba los 15, eso sin contar las trabas para llevar dinero al exterior para una operatoria que, según el ex funcionario, se hizo “en pesos uruguayos”. Como fuera, según agentes inmobiliario de la costa uruguaya, en la zona de Pueblo Edén, la hectárea cotiza hoy unos 20 mil dólares.

Las propiedades de Díaz Gilligan, según el mercado, rondarían entre 100 y 150 mil dólares. Una cifra lejos de ser millonaria, pero más de diez veces mayor a la declarada.

Fuente: Iprofesional

Dejanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
× ¡Suscribite a nuestro WhatsApp!