Científicos logran revivir cerebros de cerdos post mortem

Unos científicos han podido restaurar con éxito la actividad celular, la arquitectura de los vasos sanguíneos y la función circulatoria de los cerebros de cerdos que fueron extraídos del cuerpo, reanimando los órganos cuatro horas después de la muerte. 

La concepción general indica que una vez la sangre deja de fluir en el cerebro, su red de pequeños vasos sanguíneos se atasca y la muerte celular se sobreviene rápidamente. Pero investigadores de la Universidad de Yale, bajo la directriz de Nenad Sestan, tomaron los cerebros de cerdos muertos y les inyectaron una solución especial a través de la materia gris del porcino. El conectar el cerebro a la solución cuatro horas después de la muerte lo protegió de los procesos naturales que degradan al órgano; este proceso pudo restaurar algunas, aunque no todas, las actividades cerebrales. 

El estudio, que se publicó en la revista Nature el 17 de abril, describe la solución especial conocida como BrainEx, que fue capaz de preservar la estructura del cerebro porcino hasta 10 horas después de la muerte. Esto inaugura una nueva avenida para el estudio de la función cerebral. Los investigadores subrayan que mientras que la estructura y la actividad cerebral se protegió, esto no revivió a los cerdos mismos.

«En ningún momento observamos la clase de actividad eléctrica organizada que se asocia a la percepción, percatación o conciencia», dijo en un comunicado Zvonimir Vrselja, coautor del ensayo. 

«De acuerdo a la definición clínica, este no es un cerebro vivo, pero sí es un cerebro que está activo a nivel celular».

BrainEx se inyecta intermitentemente a través de la vasta arquitectura de vasos sanguíneos del cerebro del cerdo. La solución está compuesta de una fórmula acelular basada en la hemoglobina pero que no se coagula y que se calienta a través de la temperatura regular del cuerpo.

Si te preguntas si esto se puede hacer con los cerebros humanos, hay algunas condiciones. Primero, la solución o «sangre artificial» que los científicos usaron no contiene la misma constitución encontrada en la sangre humana. Este proceso también presenta preocupaciones éticas y nos obliga a reconsiderar la definición de la muerte. 

Si te preguntas si esto se puede hacer con los cerebros humanos, hay algunas condiciones. Primero, la solución o «sangre artificial» que los científicos usaron no contiene la misma constitución encontrada en la sangre humana. Este proceso también presenta preocupaciones éticas y nos obliga a reconsiderar la definición de la muerte. 

1 Comentario

  1. VALIOSO INFORME Y NUEVO APORTE A LA CIENCIA…EL CERDO TIENE MUCHAS SIMILITUDES CON LOS SERES HUMANOS, DE AQUÍ QUE MUCHAS OPERACIONES O INJERTOS SE HAN EFECTUADO CON ELEMENTOS DE ESTOS ANIMALES..incluso se han efectuado cambios de válvulas coronarias a humanos.- Hay posibilidades muy lejanas pero no por eso esquivas a que algún día se pueda reconstituir la funciones del cerebro por medio de injertos de animales…Ahora bien a la fecha la compleja red de circuitos venosos que conforman el cerebro del hombre puede ser una de las tantas materias pendiente que tiene la posibilidad de lo mismo. En la década anterior no pensábamos en trasplantes de ninguna naturaleza y la ciencia demostró que ha sido posible..y doy fe de lo mismo en mi condición de trasplantado cardíaco..llevando a la fecha 20 años y meses viviendo con un corazón ajeno…si bien hay complicaciones respecto a los humanos referidos a la compatibilidad de órganos, situación a las cuales se está expuesto, ya que puede existir rechazo o anomalías.- Respecto a la sangre es sabido que en el caso del hombre hay infinidad de centros o bancos de sangre perfectamente identificados, que se utilizan, desde hace años para todo tipo de operaciones.- Pero ésto no ha resuelto la supuesta resucitación del hombre..¡DEJEMOS LO MISMO EN MANOS DE DIOS!!!

DEJÁNOS TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.