La CIDH pidió una investigación internacional por las violaciones de derechos humanos en Bolivia

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), emitió un informe luego de la visita que realizó a Bolivia entre el 22 y 25 de noviembre, tras una invitación del Gobierno de facto.

El organismo además de hacer 16 recomendaciones con el respeto por los derechos humanos, la libertad de expresión y la actuación de los cuerpos de igualdad, solicito que se haga una “investigación internacional independiente”, sobre los hechos registrados en el país andino tras el golpe de estado cívico-militar-policial que terminó con el mandato constitucional del líder indígena Evo Morales.

Un manifestante junto al ataúd de una persona asesinada en Senkata, en La Paz, Bolivia, el 21 de noviembre de 2019

En el documento, la CIDH muestra su acuerdo con la nota diplomática del 10 de diciembre, firmada por el Gobierno de facto, donde se afirma que “está plenamente de acuerdo” en esa investigación internacional donde se indagarán en los “hechos de violencia y las violaciones a los derechos humanos ocurridos en Bolivia entre octubre y diciembre de 2019”.

En un informe emitido por el organismo, se ha referido al excesivo uso de la fuerzaen las operaciones conjuntas de las fuerzas de seguridad, así como al decreto que eximía la responsabilidad penal a los militares.

La Policía boliviana en una protesta contra el gobierno interino, en Sacaba, departamento de Cochabamba, el 15 de noviembre de 2019

Según explica el texto, el “eje central” de las observaciones y hallazgos del organismo adscrito a la Organización de Estados Americanos (OEA) son los “indicios de violaciones de derechos humanos, con profundas repercusiones sobre la vida de la sociedad boliviana”.

En tanto, el informe del organismo se ha referido al “excesivo uso de la fuerza” en las operaciones conjuntas entre la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas, así como a la emisión del Decreto Supremo Nº 4.078 para “eximir de responsabilidad penal” a los militares que hayan participado en acciones de orden interno.

Una mujer en Senkata, El Alto, Bolivia, el 19 de noviembre de 2019.

La organización ha tomado como ejemplos de actuación desmedida de los uniformados en contra de civiles y cataloga como masacres las muertes ocurridas en Sacaba, Cochabamba, del 15 de noviembre, y en Senkata, en El Alto, el 19 de noviembre, en donde fallecieron al menos 18 personas durante un operativo militar y policial. Además se refiere a las muertes registradas el 11 de noviembre en la zona sur, Pedregal del municipio de La Paz.

Es por ello que, la CIDH recuerda que los “actos de violencia” de ninguna manera “pueden quedar amparados por ningún tipo de amnistía o exención de responsabilidad para los agentes del Estado”. Y hasta el 27 de noviembre, la comitiva de la CIDH contabilizó a 36 personas muertas y más de 800 heridos en Bolivia en base a las protestas.

Entre las 16 peticiones realizadas por el organismo, está el «respeto y la garantía del derecho a la protesta», «la libertad de expresión y la actuación de los cuerpos de seguridad apegada a los estándares internacionales relativos al uso de la fuerza», «suspender el despliegue masivo de miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía por las calles», «cesar de inmediato la represión a los manifestantes y la detención arbitraria de quienes participan de las protestas». Además, pide desmantelar los grupos armados violentos y establecer un plan de atención y reparación a las víctimas.

En cuanto al personal diplomático asilado en las embajadas de México y Argentina, se pide entregarles salvoconductos para que puedan obtener asilo y refugio.

Finalmente, la comitiva solicita el compromiso de instalar un Mecanismo Especial de Seguimiento en Materia de Derechos Humanos para Bolivia.

M.G

Dejanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar