Loading...
Venezuela

¿Es mejor ser pobre en Caracas que en Buenos Aires?

Un tanto controvertido, pero nada alejado de la realidad, es el título de esta nota de opinión. En 2016 visité Venezuela por primera vez, no sabía qué me iba a encontrar, porque los medios argentinos (y del mundo en general) anunciaban sin cesar que había una “crisis humanitaria” nunca antes vista. Pese a esto, decidí ir a suelo venezolano, un poco asustado por la supuesta violencia extrema que anunciaban los medios, pero con una inmensa curiosidad de ver cómo era Venezuela más allá de los medios. Una vez que pisé suelo venezolano no dejé de sorprenderme, hasta el punto de haber hecho ya 4 viajes largos, por lo cual puedo decir que conozco la cotidianidad y realidad del país bolivariano. Decidí tomar la frase “es mejor ser pobre en Caracas que en Buenos Aires”, porque además de ser polémica, llama la atención de la gente y porque, además, es la realidad. Esta frase salió en una entrevista que me hizo el medio ruso Sputnik, en febrero de este año, entre pregunta y pregunta. Se trata de una apreciación de la realidad que pude constatar en numerosas oportunidades.

La pregunta que lógicamente cualquiera puede hacerse al leer esto es: ¿Por qué a un gigantesco medio de comunicación internacional le interesó en mi experiencia? La razón no es difícil de entender, y es que durante enero y febrero del presente 2019 el gobierno venezolano fue nuevamente objeto de un intento de golpe de estado encubierto, el cual contó con toda la “creatividad” mediática a la cual nos tiene acostumbrados el imperialismo. Mientras los medios internacionales hablaban de masacre desde el gobierno hacia el pueblo, yo no podía creer que la realidad fuera tan abrumadoramente distinta, un país que a pesar del difícil contexto en el que lo han situado, se mantenía en paz. Es ahí donde comprobé en primera persona la inmensa irresponsabilidad de las corporaciones mediáticas y su evidente nexo con factores políticos y económicos. Estuve durante dos meses recorriendo las calles de Caracas y documentando de manera audiovisual (videos amateurs hechos con un simple celular) para demostrar que en esa ciudad se vivía una vida normal, lejos de la extrema violencia y profunda escasez que los medios hegemónicos mostraban en Argentina.

Diego en la Lucha
LA PRIMERA EXPERIENCIA

En 2016, a medida que pasaban los días, quedaba cada vez más deslumbrado de la enorme belleza de una metrópolis como Caracas. Además, me sorprendía que ante la situación económica prácticamente no existieran los indigentes, tal como existen lamentablemente en nuestra capital argentina. Como turista, cualquiera podría decirme que no estoy capacitado para dar una opinión, porque como dicen por ahí: “la vida del turista es distinta”, pero depende de qué turismo se haga. En Caracas me manejé mucho en metro (subterráneo en Argentina), y pude recorrer diferentes puntos de la ciudad, documentando mucho de lo que mis ojos veían, a través de mi celular. Vale destacar que el pasaje en metro es GRATUITO y el servicio a mi gusto es superior al de capital federal, el cual sí hay que pagar.

Claro, ya que estoy mencionando que el metro es gratis, no puedo dejar de mencionar otra cosa que me llamó mucho la atención y que EVIDENTEMENTE NINGÚN medio de comunicación internacional dice: los servicios como agua corriente, energía eléctrica y el gas, son gratuitos. Ahhh, me olvidaba de algo sumamente importante, sobre todo desde nuestra mirada argentina, Venezuela tiene la gasolina más barata del planeta, por no decir gratis.

Entonces, hasta ahora, aquella persona que esté leyendo mis palabras puede empezar a sospechar el porqué del título de este artículo, pero voy a continuar escribiendo y a tratar de darle mayor profundidad al análisis, para romper esa dimensión paralela de comprensión de la realidad a la cual los medios hegemónicos nos llevan. No nos olvidemos que la realidad es algo relativo y que depende mucho de la interpretación que se haga de ella. Y claro está, los medios de comunicación tratan de hacernos creer que ellos nos muestran la realidad tal cual es, sin filtros, que son prácticamente espejos, entes objetivos, cuando se trata de lo contrario: son empresas que producen contenidos y generan ganancias económicas representando los intereses de las clases sociales más poderosas a lo largo de la historia. Los medios de comunicación interpretan la realidad según su conveniencia y la construyen para sugestionar a las audiencias y que estas tomen posición a partir de ello. La idea es que no tengamos que hacer ningún tipo de esfuerzo intelectual para entender sus mensajes. Esto me hace recordar el libro del italiano Giovanni Sartori, “La opinión teledirigida”, donde explica en mayor profundidad la vida del homo videns y la hipnosis -o sugestión- masiva a la cual nos someten constantemente.

En 2016, a medida que pasaban los días, quedaba cada vez más deslumbrado de la enorme belleza de una metrópolis como Caracas.

CONOCIENDO AL PUEBLO DE A PIE Y LAS CLASES PUDIENTES

El trabajo de registro audiovisual que hice comenzó en diciembre de 2018 y enero de 2019, en un sitio de Caracas llamado “Ciudad Tiuna”. Se trata de un urbanismo constituido por más de 20 mil viviendas, una urbanización gigantesca, llena de hermosos edificios de viviendas sociales, escuelas, jardines de infantes, comercios, centros de salud, parques y áreas recreativas en general. Recorriendo aquellos espacios quedé impresionado por tan titánica obra, y de hecho me puse a charlar con la gente que vive en ese lugar, personas humildes, el pueblo de a pie. Estas personas me comentaban que tener una vivienda digna y propia era simplemente un sueño antes de la llegada de “la revolución”. Además, a lo largo y ancho de Caracas se pueden observar miles y miles de edificios que forman parte de la llamada Misión Vivienda, que comenzó con Hugo Chávez. Hasta la fecha se han construido 2 millones 900 mil y la meta para 2025 es de 5 millones.

Desde la perspectiva contraria, pude conocer algunos de los lugares más pudientes de la capital venezolana, y aparte de ser extremadamente hermosos, son muchos más de lo que me hubiera podido imaginar, dada la caracterización que han hecho los medios de mi país. En zonas de clase media, como lo es el municipio Chacao, por la calle se cruzan de forma permanente vehículos de lujo, en especial camionetas 4 x 4, lo cual por supuesto me llamó mucho la atención, dado que en esas zonas fueron las manifestaciones violentas llamadas “guarimbas”, que tuvieron como característica la enorme cobertura mediática mundial (y que supuestamente se hacían por “hambre”).

Los manifestantes violentos contaban con equipamiento costoso, como máscaras, guantes térmicos y hasta cámaras tipo GoPro (todo esto está documentado por periodistas venezolanos). Estos individuos destruyeron infraestructura pública afectando millones de personas y generando gastos a la nación por el orden de los 20 mil millones de dólares, ya que destrozaron colectivos, estaciones de subte, escuelas, ministerios, hospitales, universidades, centros de salud, plazas, centros culturales, preescolares, maternidades y todo aquello que hubiera construido el Estado para beneficio de las mayorías (todo esto durante 4 meses). Cabe agregar que ese tipo de manifestaciones violentas se repitieron con exactitud en Bolivia, y a diferencia de Venezuela, lograron derrocar al presidente electo, Evo Morales, con el aval absoluto de Estados Unidos y aliados.

Diego en la Lucha
PARAÍSOS TURÍSTICOS

Como todo turista, y más yendo al Caribe, quise conocer las playas venezolanas, pues dicho país cuenta con más de 2700 km de mar caribeño. Continuamente escuchamos hablar de destinos paradisíacos que ya son muy conocidos, pero nadie habla de Venezuela y sus innumerables atractivos turísticos de altísimo nivel, como el archipiélago Los Roques, que yo llamo “la Polinesia del Caribe. No logro encontrar palabras lo suficientemente exactas para describir la belleza de esta perla en medio del mar, que queda a 1 hora en avión desde el aeropuerto internacional Simón Bolívar. Se trata de más de 300 islas y cayos con aguas turquesas, palmeras y una fauna marina que lo posiciona como el tercer mejor destino para hacer buceo en el mundo. En este archipiélago, las viviendas y posadas se ubican en El Gran Roque, donde las calles son de arena coralina y hay un solo vehículo que es el transporte de desechos. Se trata de un lugar para conectarse con la naturaleza y la paz. Lo mejor es que se puede visitar en cualquier época del año, porque sus aguas siempre mantienen la misma temperatura agradable. En fin, hablar de playas en Venezuela requeriría días, porque son muchas y muy hermosas.

En Caracas, los atractivos también son muchos y muy variados. Es una ciudad ubicada a 900 metros sobre el nivel del mar, con un clima muy agradable durante todo el año, con mucha vegetación y una inmensa montaña (llamada Waraira Repano o Ávila) que rodea la ciudad a modo de protección natural y la separa del mar. A la mencionada montaña se puede acceder a pie, en auto (por ciertas zonas) y por medio del teleférico. Vale destacar que en su cima existen restaurantes y variados puestos con ricas comidas típicas, también hay shows para los más chicos, y al final del recorrido nos encontramos con el Humboldt, un hotel de 7 estrellas muy lujoso. En el Waraira Repano se ubica un pequeño pueblito llamado Galipán, donde se cultivan flores y hay numerosas posadas y restaurantes.

En esta ciudad también existen numerosos parques naturales gratuitos. Por ejemplo, se puede ir a un parque como el “Francisco de Miranda”, de aproximadamente 100 manzanas, donde encontramos serpentarios, zoológico, canchas deportivas, sitios gastronómicos, planetario, etc., y lo curioso es que estando adentro de ese parque uno no se siente dentro de una metrópolis, porque para colmo al elevar la vista casi no ven edificios por la gran cantidad de árboles y palmeras. Caracas es sin duda una ciudad cosmopolita y moderna, pero también es una ciudad llena de naturaleza.

MIGRACIÓN Y SITUACIÓN ECONÓMICA

Aquellas personas que me están leyendo seguramente se deben estar preguntando ¿Por qué se han ido de Venezuela tantos venezolanos, si las cosas no son tan graves como dicen los medios hegemónicos mundiales? Yo podría contestar esa pregunta con otra pregunta ¿Por qué los medios hegemónicos internacionales hablan solo de las migraciones de venezolanos, cuando están lejos de ser las más grandes del mundo? ¿O acaso no es sabido que países como México tienen más de 20 millones de emigrantes por el mundo, o Colombia que tiene más de 12 millones de migrantes a consecuencia de 5 décadas de guerra interna. En este sentido, voy a dar un dato impactante (de la ONU), en Venezuela viven más de 5 millones de colombianos (documentados) que no se vuelven a su país ¿Será quizás porque la educación, la salud, los servicios y la gasolina son gratis, a diferencia de su país? ¿Es menor el dato si agrego que muchos colombianos tienen su vivienda social en el país bolivariano, ya que se le han asignado 300 mil viviendas? En total, la cantidad de extranjeros en Venezuela -según datos oficiales de larga data- es de 9 millones, entre ellos, como ya dije, 5 millones de colombianos, 600 mil peruanos y 400 mil ecuatorianos, además de árabes, portugueses, chinos, españoles, italianos, etc.

Ya sé lo que están pensando, y es que estas cifras no quitan que muchos se hayan ido. En primer lugar, quiero decir que los números que han dando vuelta no son serios (pues han sido difundidos por los mismos medios que han mentido descaradamente respecto al tema). Además, no se cuenta que muchos de los venezolanos que se han ido “a probar suerte” en otro país, se están regresando al suyo, y lo más “cómico”, es que el “dictador Maduro” -como lo apodan los medios de derecha- a través de un programa de gobierno llamado “Vuelta a la Patria”, les está mandando aviones GRATIS a aquellos venezolanos que quieran volverse y no pueden porque no tienen dinero. Extraño dictador diría yo.

Hay que agregar que -como ya dije anteriormente- los medios de comunicación han tenido un papel protagónico en lo que respecta a venderles el “sueño americano” a los venezolanos, haciéndoles creer que salir de su país es “lo mejor” para ellos, porque “afuera está lleno de oportunidades para triunfar” (cosa que hoy en día al ver la situación de Ecuador, Argentina, Colombia, Perú, Chile y Brasil, entre otros países de corte neo-liberal, resultaría absurdo de creer). Hay algo para resaltar en todo este cóctel de contradicciones mediáticas, y es que, si en Venezuela existe una “crisis humanitaria” como nos quieren hacer creer ¿Cómo puede ser que los venezolanos que se van de su país -y vienen, por ejemplo, a Argentina-, lo hacen comprando boletos aéreos, gastando no menos de 800 dólares por persona? lo cual me lleva a hacerme otra pregunta ¿Puede un argentino pobre o indigente comprar boletos aéreos para probar suerte en otro país o incluso dentro de Argentina? La migración venezolana no es la más grande sino la más mediática ¿por qué será? Saquen sus propias conclusiones.

Ahora bien, yo no estoy negando que en el país bolivariano exista una crisis, pero niego rotundamente que sea de carácter humanitario, como también niego rotundamente que exista una dictadura. Una anécdota particular que puedo contar es que me crucé de frente con el auto-proclamado presidente, Juan Guaidó, mientras caminaba por las calles de Caracas con total normalidad y sin que nadie se lo impida ¿Realmente alguien puede pensar que en una dictadura este señor podría caminar por las calles como si nada?.

Y con respecto a la crisis, creo que no es sorpresa saber que desde el gobierno del norte anuncian todo el tiempo nuevos bloqueos, los cuales consisten -entre otras cosas- en sancionar a las empresas que quieran hacer negocios con Venezuela, aunque les soy sincero: podría llevarme horas escribir y analizar el plan -tan bien diseñado- para tratar de hacer caer al gobierno de Maduro. En este sentido, el rol del dólar es fundamental, porque se vincula con el ataque permanente al Bolívar, generando altos índices inflacionarios que arrancaron hace unos años con la combinación de acciones de acaparamiento de alimentos y medicinas, para luego venderlas “bachaqueada” (mercado negro) con sobreprecios.

El ataque a la moneda comenzó por medio de una página llamada Dólar Today, empresa con sede física en Miami, desde donde se aumentaba el valor del dólar con respeto al Bolívar día tras día, hasta llegar a legitimarla como referente, por encima del Banco Central de Venezuela. Ahora bien, ¿Cómo es posible que Venezuela no haya “explotado” con esta tremenda guerra económica? Mi respuesta es por la enorme presencia del Estado en lo social y por una clase de conciencia distinta en su pueblo, la cual se puede ver en las clases populares. Además, tengan en mente al PETRO, no hablaré mucho de esta criptomoneda en este momento, pero se configurará como la moneda virtual que fortalezca a Venezuela, logrando evadir las sanciones, de hecho, ya lo está haciendo

MILITARES Y MILICIANOS VENEZOLANOS

Un sector indispensable en cualquier nación es el componente militar, factor indudable de poder. Por eso, debo destacar algo que también me llamó mucho la atención en Venezuela: la unión cívico militar que existe entre los millones que apoyan a la revoluciona y los militares, es un cambio total y rotundo a la doctrina militar clásica, donde los integrantes de las FFAA están totalmente alejados del pueblo, desvinculados y como en otra dimensión. En Venezuela se habla de unión pueblo-FFAA, además de patriotismo y defensa de los intereses de la nación frente al enemigo extranjero que pretenda violentar la soberanía.

Otro componente novedoso son los milicianos, civiles que voluntariamente se prestan para ser entrenados en la defensa de su patria y (en 2019) superan el sorprendente número de 3 millones 300 mil. Podría hablar largo y tendido sobre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, pero lo dejaré para otra ocasión. En este aspecto puedo decir que tengo “sana envidia” del nivel cultural, de conciencia y compromiso de esta poderosa fuerza militar. No puedo dejar de mencionar un pequeño detalle, y es que Venezuela cuenta con la mayor reserva de petroleo del planeta, con la primera reserva de oro, con grandes reservas de thorium, diamante, coltan, bauxita, gas, agua, etc.. Y como siempre digo, parece ser que el país de norte siempre ve dictadores en aquellos países con recursos naturales. Sería muy conveniente para el imperialismo sacar a Maduro del poder y meter a algún títere a su servicio, para privatizar los mencionados recursos. Una FFAA patriota y un pueblo organizado y consciente, hacen la diferencia frente al neo-liberalismo internacional en la defensa del territorio y sus recursos.

ES MEJOR SER POBRE EN CARACAS QUE EN BUENOS AIRES

Ser pobre no es algo que se disfrute en ninguna parte el mundo, eso está claro. Es una realidad terrible en todo el mundo, especialmente en nuestro continente. En total he vivido 8 meses en Caracas, viendo y viviendo el día a día, tanto en zonas populares, como en zonas pudientes. Además, he podido visitar otros estados del país bolivariano. Mi objetivo en todo momento era entender ¿cómo puede ser que viera una vida relativamente normal ante el ataque mas feroz del imperialismo, en décadas? Definitivamente la fuerte presencia del Estado en materia social ha logrado paliar, y mucho, las consecuencias del bloqueo económico y financiero. Y por supuesto, las alianzas estratégicas de cooperación con países como Rusia, China, Turquía e Irán, han sido muy importantes.

La enorme cantidad de viviendas sociales hace que no exista el problema habitacional que sí tiene Buenos Aires, por ejemplo. Basta solo recorrer las calles de nuestra capital para ver la cantidad de familias enteras durmiendo en ellas. Entonces, la realidad es que en Venezuela la luz, el gas, el agua, el metro y la gasolina son prácticamente gratis, y agregando que a cada hogar llegan las cajas CLAP (Comités Locales de Abastecimiento y Producción) de alimentos, donde el 80% del contenido es producido en el país, la situación económica se aligera muchísimo para el ciudadano de bajos recursos. Vale acotar, que los precios de esta caja de alimentos son muy bajos y que contienen diferentes productos.

Asimismo, usando la tecnología del monedero móvil, 13 millones de venezolanos cuentan con el llamado “Carné de la Patria”, mecanismo por el cual a través del código QR se puede acceder a créditos, censo de viviendas, censo para autos, combos escolares para los chicos y bonos de dinero, además de acceder a la criptomoneda venezolana PETRO. Ante todo esto, no se puede hablar de sueldos mínimos y mucho menos de crisis humanitaria.

Entonces, si comparamos la vida de las personas de bajos recursos económicos en Buenos Aires, que no cuentan con una vivienda social, les toca pagar cuantiosas sumas de dinero en servicios y no tienen el beneficio de una caja de alimentos, creo que no me queda duda de que esas personas preferirían vivir en Caracas y no en Buenos Aires. Las comparaciones no son agradables, pero en este caso es necesaria para comprender mejor.

Nuestros pueblos latinoamericanos luchan en cada una de las naciones del continente y las políticas estatales sin duda deben existir para sacar a millones de seres humanos de la pobreza e integrarlos como sujetos activos y creativos de la sociedad. Es ese uno de los objetivos de la política, aunque desde los medios traten de convencernos de lo contrario. Quiero finalizar haciendo un llamado colectivo: vean al mundo más allá de los medios, duden, cuestiones, hagan preguntas, investigues y acudan también a medios alternativos, porque la realidad no es lo que las gigantescas corporaciones mediáticas insisten en vendernos.

Prof. Diego Itursarry. Estudiante de la Licenciatura en Ciencia Política. (Universidad Nacional de la Patagonia, “San Juan San Bosco”). Síguelo en Twitter: @DiegoEnLaLucha

Loading...

3 comentarios

  1. ¿es mejor ser pobre en Ccs que en BBAA? Prueba vivir con un salario equivalente al de un profesional contratado para la administración publica o mejor aun con el salario de un obrero… Hay que hablar de todo, no solo de lo lindo.

  2. Faltó decir que parece que los problemas en Haití, Puerto Rico, y algunas comunidades africanas por nombrar alguna no son noticias

Dejanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar