Loading...
Mundo

Reino Unido: el Brexit está mas cerca que nunca

La Cámara de los Comunes del Parlamento Británico aprobó la salida de la Unión Europea y resta la aprobación de la Cámara de los Lores. El proyecto prevé que la salida se concrete el 31 de Enero.

La propuesta que se sometió a votación fue la que envió el Primer Ministro, Boris Johnson, luego de su contundente victoria electoral, y que contempla un acuerdo bilateral con la Unión Europea para la desvinculación. Con esto aleja las especulaciones que lo acusaban de llevar adelante una salida “unilateral y traumática”, como el mismo insistía antes de convertirse en primer mandatario.

330 fueron los votos a favor (en su mayoría, pertenecientes al Partido Conservador) y 231 los votos en contra. Con estos números y un cerrado aplauso, la Cámara de los Comunes le dio media sanción al proyecto de Brexit y le pasó la pelota a la Cámara de los Lores, con 786 miembros, que tendrá que decidir la semana que viene, aunque se espera que se limite a ratificar lo que viene aprobado de la “cámara baja”.

El plan oficial es que en la semana próxima esté votando la Cámara de los Lores; en la siguiente la Reina Isabel II promulgue la ley aprobada; y la otra semana se concrete la salida definitiva de la Unión Europea.

Estos acontecimientos cerrarán un complicado proceso de tres años y medio de crisis política desde que la gente apoyó mayoritariamente el Brexit en el Referéndum de 2016. Desde entonces, pasaron tres ciudadanos por el cargo de Primer Ministro que tuvieron que maniobrar entre  la fuerte resistencia política a la idea de la salida y el complicado sector del ala mas ultraderechista del Partido Conservador que rechazaba los acuerdos de transición abogando por una salida traumática. Un representante de estos últimos terminó siendo el que zanjó la discusión.

Boris Johnson se anota una victoria histórica

El polémico Primer Ministro se encontraba, hasta el 12 de Diciembre, en un laberinto que ya se había comido a otros dos primeros mandatarios.

image.png
Boris Johnson

Una vez sentado en la silla de poder, el conservador moderó sus pretensiones y fue mutando lentamente su discurso rupturista por otro (apenas) mas racionar y responsable, en el que reconocía lo que había negado durante los últimos dos años: que si la salida no era acordada, el país volaría por los aires.

Boris Johnson fue víctima de su propia creación y, al igual que su antecesora Theresa May, quedó atrapado por una oposición mayoritaria que se apoyaba sobre los dos extremos de la discusión: los que se oponían al proyecto porque querían Brexit sin acuerdo y los que se oponían porque no querían Brexit.

En 2017, Theresa May creyó que un llamado a elecciones para conformar un nuevo parlamento podría destrabar ese conflicto pero se equivocó. Perdió votos, perdió escaños y perdió poder.

La jugada de Boris de repetir el intento de usar una repetición electoral como forma de destrabar el conflicto era arriesgada pero, a la luz de los resultados, resultó un éxito. Johnson ganó las elecciones con una mayoría abrumadora, desplazando de la escena política a su eterno rival, Jeremy Corbyn, y consolidando un bloque parlamentario mayoritario y fuerte, capaz de imponer su fuerza ante las disidencias partidistas y, también, ante las disidencias internas de los conservadores.

Mas allá de toda la implicancia que tendrá que el Reino Unido abandone la Unión Europea, Boris Johnson espera que este Enero le sirva para consolidarse un líder poderoso, capaz de ofrecer al país la estabilidad que tanto extraña.

Sobre el autor:

Matias Mowszet tiene 25 años y es periodista de la ciudad de Villa Carlos Paz. Lo podés encontrar en Instagram como @matimowszet y en Twitter como @matimow

Loading...
Mostrar más

Dejanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios