ArgentinaSociedadVerde

Violó al bebé de su ex pareja y ahora la amenaza por Facebook

Rubén Oscar Pérez está prófugo hace dos meses acusado en un primer momento de abuso sexual, caratula que cambió a tentativa de homicidio debido a las lesiones gravísimas que presenta este bebé de quince meses que sigue en terapia intensiva.

El 4 de noviembre pasado, Carolina salía de su casa en la localidad bonaerense de Alejando Korn a hacer las compras, dejando a su bebé poco más de un año a cuidado de su pareja. Al volver a su domicilio su pareja la esperaba agitadísima y la recibió diciendo “algo le pasa al nene, no respira”. Carolina agarró a su hijo y comenzó a pedir desesperadamente ayuda y así un vecino los llevó hasta el hospital más cercano donde Pérez le dijo a Carolina “deciles que fue la niñera”.

Rubén Oscar Pérez

Ya en el hospital Cecilia Grierson en Guernica, los médicos le comunicaban la terrible situación a la madre de la criatura. El bebé había sido golpeado, asfixiado y violado.

Deciles que fue la niñera

Fue en este momento donde Pérez se da a la fuga y se convierte en un prófugo de la ley, condición en la que sigue hasta el día de hoy. Se cree que habría alguien dentro de las fuerzas de seguridad que le estaría avisando al prófugo los movimientos que se están realizando, ya que en 4 oportunidades distintas, Pérez logró escapar de los allanamientos  que se habían preparado para su captura.

“Yo no arruiné a nadie, hija de puta. Basura mentirosa.” Ese mensaje le mandó a su ex pareja Rubén Oscar Pérez, que pese a estar prófugo de la justicia hace ya sesenta días por haber violado, golpeado y ahorcado al hijo de su ex pareja, se tomó el tiempo de escribirle a ella y hasta amenazarla con suicidarse.

chat.jpeg

Según fuentes policiales creen que Perez no estaría lejos de Alejadro Korn y sus habilidad para sobrevivir en zonas rurales lo están ayudando a seguir evadiendo a la justicia, además de su supuesto vínculo con alguien de la policía local.

El estado del bebé.

El niño tuvo que ser operado de urgencia en la cabeza ni bien ingresó al hospital. Se le realizó una craneotomía para drenar el líquido que se acumulo por los golpes recibidos, lo cual le provoco una hidrocefalia. También debieron practicarle una traqueotomía para que pudiera respirar y cada tanto sufre de picos de hipertensión. 

Desde el momento del ataque el bebé se encuentra internado en terapia intensiva y los médicos aseguraron que su vida “pende de un hilo” si bien ha habido mejorías mínimas que hacen que la familia se esperance: pudo dejar de tomar antibióticos y comenzó a mover los dedos del pie, lo cual no es menor teniendo en cuenta que la familia expreso que, según los médicos, todo apuntaba a que si el bebé sobrevivía iba a quedar cuadripléjico.

Rosario Villalba

Un comentario

Dejanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios