Prueban novedoso tratamiento cordobés contra el coronavirus

Un desarrollo cordobés pensado para tratar la fibrosis quística se abre paso como un posible tratamiento contra el coronavirus.

Dante Beltramo, investigador del CONICET en el Centro de Excelencia en Productos y Procesos de Córdoba (Ceprocor), explicó que el ibuprofeno es una vieja droga conocida con efecto bactericida.

Dante Beltramo y Roxana Alasino -Ceprocor y Conicet-, y Luis Argañarás, Laboratorio Química Luar, desarrollaron el producto pensado para fibrosis quística que ahora se prueba en Covid-19. 

“Tiene muchas propiedades, pero es insoluble en agua. Nosotros logramos que sea soluble (ibuprofenato de sodio) y creamos una solución hipertónica (con alta concentración de sal) para nebulizar a pacientes con fibrosis quística”, relata.

La droga inactiva las bacterias que complican los cuadros de esta enfermedad, según estudios realizados in vitro y en animales por el equipo de Beltramo. Pero el Sars Cov-2 es un virus.

Pulmones afectados por el Coronavirus

“Con Roxana Alasino (Conicet y Ceprocor) ya habíamos hecho experimentos en laboratorio para demostrar que también inactiva virus, aunque no los publicamos. Por eso decidimos probarlo contra el Covid-19”, cuenta Beltramo.

El objetivo era que la nebulización redujera la carga viral que tienen los pacientes en las vías aéreas. “El ibuprofeno se intercala en la membrana lipídica del virus, lo inactiva y evita que se replique. Funciona como un jabón”, cuenta el investigador.

nebulizador del tratamiento

Pero en la bibliografía también encontraron que la droga controlaría los mecanismos de entrada del virus a la célula. “Puntualmente actúa sobre la actina, una proteína que les da estructura a las células. Son trabajos de modelización y también experimentos con ibuprofeno para tratar ébola con buenos resultados”, agrega.

El tercer efecto es el más conocido del ibuprofeno: su poder antiinflamatorio, que está potenciado por ingresar al pulmón en presencia de una alta concentración de sal. “El Sars Cov-2 produce una inflación en pulmones. A veces se transforma en una hiperinflamación, que es la que produce los casos más graves”, dice Beltramo.

Y agrega que la nebulización está pensada para aflojar la mucosidad presente en los pacientes con fibrosis quística, un efecto también deseado en casos con Covid-19. “La acumulación de mucosidad y células muertas del sistema inmunitario es la que tapona los pulmones y provoca dificultades para respirar”, explica.

Luis Argañarás, socio gerente de Química Luar y la “pata” privada de este desarrollo, explicó que hasta ahora lo probaron en cinco pacientes con Covid-19 a través de un protocolo de uso compasivo. Primero fueron tres personas jóvenes con síntomas leves o asintomáticos.

“Tras cinco días de nebulización, el hisopado dio negativo y revirtieron síntomas como la pérdida del olfato”, comenta Argañarás.

En cinco días estaban impecables. Los médicos no lo pueden creer

Luego vinieron dos pacientes de más de 75 años que ingresaron a un hospital con un 80 por ciento de saturación de oxígeno.

“Necesitaban respirador. En cinco días estaban impecables. Los médicos no lo pueden creer. En un día, el nivel de saturación subió a 97 por ciento con asistencia de oxígeno y a los tres días llegó a 95 por ciento sin asistencia”, apunta Argañarás.

“Cinco de cinco está bárbaro, pero son pocos casos y no es estadísticamente significativo, aunque entusiasma”, asegura Beltramo.

Dejanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
× ¡Suscribite a nuestro WhatsApp!