Luego de 90 años cierra uno de los hoteles más tradicionales de Buenos Aires

En las últimas horas, se terminó de concretar el cierre de uno de los alojamientos más tradicionales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires: el Hotel Castelar, ubicado en el 1.152 de la Avenida de Mayo. Un lugar que supo ser un centro de largas reuniones políticas, gremiales y empresarias.

Abogados de la empresa se contactaron con los sesenta empleados que trabajaban hasta hace poco allí para ofrecerle un arreglo económico.

 “A través de Whatsapp ofrecieron pagarnos mucho menos del 200% que nos corresponde por la doble indemnización. Yo no acepté y pienso ir a juicio. Ni el sueldo de marzo ni el de abril lo abonaron completo. Estamos en un limbo”, explicó Federico Viera, quien hasta el 19 de marzo era parte del departamento de Administración.

La empresa, cuya razón social es Casel S.A., había suspendido sus actividades un día antes de decretarse oficialmente el aislamiento. Horas después, según dichos de sus empleados, presentó el Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC).

Según explica Viera, el hotel tenía un buen movimiento antes de la pandemia y nada hacía prever este final. El alojamiento de 150 habitaciones tenía una ocupación promedio del 80% y también tenía una interesante actividad a través de los eventos sociales y corporativos que se realizaban en sus salones.

El hotel fue fundado el 9 de noviembre de 1929 por Francisco Piccaluga, en uno de los lugares más glamorosos de la Buenos Aires de esa época. Con 55 metros, era uno de los edificios más altos de la Avenida de Mayo. Fue el primer hotel de la ciudad en tener un comedor con refrigeración y un spa.

Fuente
BAE Negocios

Dejanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar