Imputación a Macri, Arribas y Majdalani

El ex-presidente Mauricio Macri, los dos ex jefes de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) y tres agentes secretos fueron imputados en la causa que investiga supuestas maniobras de espionaje ilegal contra funcionarios públicos, dirigentes políticos, empresarios y periodistas durante el Régimen macrista (2015-2019).

El fiscal federal Jorge Di Lello consideró que hay motivos suficientes para investigar al expresidente y los 2 ex jefes de la AFI. También imputó a 3 agentes secretos.

Jorge Di Lello

Di Lello dio curso a la pesquisa y abrió la investigación, con la imputación de Macri, Gustavo Arribas, Silvia Majdalani y los tres espías, tras el hallazgo en una computadora de la AFI de un listado de correos electrónicos interceptados. Durante los años de Macri, Arribas fue el director de la Agencia de espionaje y Majdalani la número 2.

Fuentes judiciales revelaron que ahora se inicia un largo camino de recolección de pruebas. El requerimiento de Di Lello sobre la denuncia de la interventora de la AFI Cristina Caamaño es eminentemente técnico, y con un amplio abanico de pruebas a pedir para intentar hurgar no sólo en el listado de mails “pinchados”, sino en la cadena de contrataciones de la AFI durante la gestión Arribas.

Expertos deberán peritar los correos electrónicos presuntamente “pinchados” y se deberá avanzar con pericias informáticas a la computadora supuestamente utilizada para el espionaje. Pero además, Di Lello tendría previsto recibir declaraciones testimoniales de todos los que hayan tenido contacto con la máquina, que fue hallada en la AFI. En esa computadora quedaron rastros que halló Caamaño, incluidos los del cuñado de Majdalani, Darío Biorci. La interventora de la AFI había pedido también la indagatoria a los tres principales acusados.

Caamaño aludió en su denuncia inicial a delitos vinculados a la “producción de inteligencia ilegal” en los términos de los artículos 4 y 43 de la Ley de Inteligencia Nacional durante la gestión en la AFI de su antecesor Arribas.

Cristina Caamaño

En la denuncia se alude a presunto espionaje ilegal que se habría iniciado desde al menos el 2 de junio de 2016 sobre correos electrónicos privados de al menos 80 damnificados.

Fuente
Ámbito

Dejanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar