Estados Unidos: Juneteenth, Día de la Independencia Negra por Marcelina Romero

El 19 de junio Estados Unidos celebra Juneteenth, “Día de la Independencia Negra”, el nombre es un juego de palabras entre june (junio) y nineteenth (diecinueve), recordando el día de la liberación.

Juneteenth es considerada la conmemoración más antigua sobre el fin de la esclavitud en Estados Unidos. Sin embargo, no todos los norteamericanos blancos conocen la historia sobre por qué es importante este día. Aún hoy se exige convertir esta fecha en un festivo a nivel nacional, feriado nacional.

Abraham Lincoln

El 19 de junio de 1865 marcó el último día de esclavitud, para más de 250,000 afroamericanos. Aunque la Proclamación de Emancipación ya había entrado en vigencia el 1 de enero de 1863, Texas aún no había reconocido oficialmente la orden ejecutiva del Presidente Abraham Lincoln. No fue sino hasta el 19 de junio de 1865 que el general de la Unión Gordon Granger llegó a Galveston, Texas, con 2,000 soldados y allí los afroamericanos esclavizados se enteraron de su emancipación. La Guerra Civil había terminado y todos los negros estadounidenses esclavizados ahora eran libres. 

El 4 de julio es el Día de la Independencia de Estados Unidos, la mayor celebración nacional estadounidense. Sin embargo, no todos los norteamericanos se unen a los festejos, la pregunta es ¿a quién estaba destinada esa independencia de los dueños coloniales? la respuesta la ofreció Frederick Douglass, quien nació esclavo, escapó a la libertad y dedicó su vida a luchar contra la esclavitud. Douglass fue activista, escritor y uno de los principales abolicionistas e indiscutible líder afroamericano del siglo XIX, sus obras y discursos sirvieron como guía de la nación para ponerle fin a la la esclavitud.

Frederick Douglass

En su famoso discurso de 1852, Douglass habló de aquellos a quienes el Día de la Independencia no independizó: “Las bendiciones en que ustedes se regocijan en este día, no se disfrutan en común. La rica herencia de justicia, libertad, prosperidad e independencia, legada por vuestros padres, la comparten ustedes, no yo. La luz del sol que os trajo la vida y la restauración, a mi me trajo azotes y muerte. Este 4 de julio es vuestro, no mío. Ustedes pueden celebrar, yo debo hacer duelo.” así se refirió la mayor celebración nacional en Estados Unidos, que falta menos de un mes. 

La realidad es que la esclavitud de los afroamericanos ha terminado, pero las secuelas de esos momentos siguen en pie: racismo, discriminación, violencia , opresión, y la pobreza no han terminado.

Este año gobernadores demócratas como Gretchen Whitmer en Michigan y Andrew Cuomo en Nueva York han expresado su apoyo para que se celebre. Cuomo firmó una orden ejecutiva que reconoce a Juneteenth como un feriado pago para los empleados estatales.

Para quienes estén interesados aprender más sobre la historia pueden ingresar a la página del  Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana (NMAAHC). El museo cuenta con ocho pisos de historia de afroestadounidenses.

Juneteenth es un día de reflexión sobre cuánto ha progresado el país desde la liberación de los esclavos, pero además para advertir que la tasa de desempleo es mucho mayor entre los negros que entre los blancos, y cuando hablamos de acceso a la salud, sigue la lucha. Juneteenth  nos invita a reflexionar de todo lo que aún queda por hacer.

(*) Master en Comunicación Política y Gobernanza Estratégica, George Washington University, miembro de la Red de Politólogas -mujeres dedicadas a la Ciencia Política latinoamericanista- Síguela en Twitter @lmarcelinaromero Instagram: Marcelina Romero 

Botón volver arriba
Cerrar