Humilde minero se hizo rico al encontrar dos rocas valuadas en US$3,4 millones

El humilde minero Saniniu Laizer halló un tesoro en las profundidades de la tierra que le cambió la vida repentinamente.

Laizer encontró dos rocas de tanzanita, un mineral típico del norte de Tanzania y una de las piedras preciosas más raras del mundo, y recibió por ellas unos US$3,4 millones de parte del Ministerio de Minerales.

Pesaron en total unos 15kg.

Se trata del mayor hallazgo de este tipo en Tanzania en un momento en el que, según algunas estimaciones, se teme que su suministro se agote por completo en los próximos 20 años.

El atractivo de la piedra preciosa radica en su variedad de tonos, que incluyen verde, rojo, morado y azul.

Su valor está determinado por la rareza: cuanto más bello sea el color o la claridad, mayor será el precio.

Laizer extrajo las rocas, de 9,2 kg y 5,8 kg, la semana pasada, pero las vendió el miércoles durante un evento comercial en la región norteña de Manyara.

La tanzanita solo puede encontrarse en el norte de Tanzania.

Hasta ahora, la mayor roca de tanzanita extraída en el país había pesado 3,3 kg.

El presidente del país, John Magufuli, felicitó personalmente al minero por su hallazgo.

“Este es el beneficio de los mineros a pequeña escala y esto evidencia que Tanzania es rica”, subrayó.

Magufuli llegó al poder en 2015 con la promesa de salvaguardar el interés del país en el sector minero y aumentar los ingresos del gobierno en esta área.

Laizer, que es padre de más de 30 hijos y tiene cuatro esposas, dijo que sacrificaría una de sus vacas para celebrar lo ocurrido.

También planea invertir parte del dinero en su comunidad en el distrito de Simanjiro en Manyara.

“Quiero construir un centro comercial y una escuela. Quiero construir una escuela cerca de mi casa. Hay mucha gente pobre aquí que no puede permitirse llevar a sus hijos a la escuela”.

“No tengo formación pero me gustaría gestionarlo de manera profesional. Me gustaría que mis hijos gestionaran el negocio de manera profesional”.

El minero aseguró que su golpe de suerte no cambiaría su forma de vivir, y planea seguir haciéndose cargo de sus 2.000 vacas.

Fuente
BBC
Botón volver arriba
Cerrar