Luis Majul: “En los últimos días he llorado un poco”

En la mira de la justicia, por supuestamente formar parte de una presunta estructura de espionaje ilegal coordinada desde la Agencia Federal de Inteligencia, durante los años del Régimen macrista (2015-2019), el operador mediático, Luis Majul, ahora busca refugiarse en sus ropajes de “periodista independiente perseguido”, para ganar la simpatía de la opinión pública.

“Nunca he recibido tanto amor como en las últimas horas. Lo tengo a flor de piel. Sabía que mi familia chica, a la que tanto estoy haciendo sufrir, me amaba. Ahora sé cuánto y cómo. Les prometí que antes de tomar una decisión pensaría primero cómo los afectaría. Seré más meticuloso. Pero no me callaré, tampoco abandonaré mi trabajo. No tengo miedo por lo que me pueda pasar, aunque insistan en querer meterme preso.”, sostuvo el conductor en su editorial para la LN+.

“No soy de los que lloran, sin embargo, en los últimos días he llorado un poco. No me importa que mis agresores puedan pensar sobre esto.”, explicó.

“No lloré por miedo, ni por bronca, ni por odio. Lloré de emoción y de agradecimiento. Por eso ahora me siento más fuerte que nunca. Hay una infinidad de personas a las que les estaré agradecido eternamente. Mencionaré a algunas.”, sostuvo el sicario informativo.

“A mi mujer, mi hijo y mi hija. Mis hijos están hechos de la misma madera noble que su mamá. Son seres muy amorosos, y heredaron de mi padre lo mejor que nos legó: la libertad y el pensamiento crítico.”, planteó Majul.

A mi mamá y mis hermanas. A quienes trabajan en La Cornisa y están soportando acusaciones mentirosas que impactan en su familia. A Alfredo Leuco, a quien hoy vamos a entrevistar. El sabe porqué. A Marcelo Longobardi porque al advertir la posibilidad cierta de que nos detuvieran puso en estado de alerta a gran parte de la sociedad.”, concluyó.

EL AUDIO DEL EDITORIAL👇🏻

Fuente
LA NACIÓN
Botón volver arriba
× ¡Suscribite a nuestro WhatsApp!