¿Se complica la posición de Macri en la FIFA tras el nuevo escándalo de corrupción?

Autoridades suizas anunciaron el jueves la apertura de un proceso criminal contra el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, por parte de un fiscal especial que investiga sus tratos con el fiscal general helvético Michael Lauber.

Un fiscal especial nombrado el mes pasado para revisar las acusaciones contra los dos hombres y otras personas halló indicios de conducta criminal relacionada con sus reuniones, según el órgano que supervisa a la Oficina del Fiscal General.

Michael Lauber.

Infantino fue elegido en 2016 en reemplazo de Joseph Blatter, que fue sometido también a una proceso criminal en 2015. Al ser elegido, Infantino prometió limpiar la FIFA y volver a poner el centro de atención en el fútbol.

Lauber ofreció su renuncia la semana pasada, después de que una corte concluyó que encubrió una reunión con Infantino y mintió a supervisores mientras su oficina investigaba la corrupción en torno al ente rector del fútbol mundial.

Estas parecen ser malas noticias, para el ex-presidente neoliberal argentino Mauricio Macri, que gracias a Infantino ocupa el cargo de presidente de la Fundación FIFA, posición que el hombre de Tandil a utilizado sin tapujo para romper con el aislamiento obligatorio en plena pandemia, y llevar adelante reuniones regionales e internacionales.

Se estima que la caída en desgracia de Infantino, y la necesidad del organismo de mostrarse nuevamente libre de corrupción, termine con un pedido de renuncia para Macri, personalidad muy comprometida con causas de corrupción de todo tipo.

Botón volver arriba
Cerrar