Otro caso de abuso policial, racismo y represión en los Estados Unidos

Esta vez en Wisconsin, la población de los Estados Unidos padece otro caso de abuso policial, racismo y represión.

En Kenosha, dos policías balearon a quemarropa al afroamericano Jacob Blake mientras intentaban evitar que subiera a su auto y detenerlo.

El hombre, que estaba con tres de sus hijos dentro del vehículo, ahora se encuentra en estado delicado después del tiroteo a sangre fría.

Tras el asesinato de George Floyd, el movimiento Black Lives Matter volvió a salir a la calle y protestar contra el sistema racista de los Estados Unidos.

Ante las movilizaciones de la comunidad de la ciudad, las autoridades locales decretaron el toque de queda y reprimieron a los manifestantes.

Durante la tercera noche de protestas, asesinaron a dos personas e hirieron gravemente a otra, pero todavía no hay responsables por los crímenes.

A meses de las elecciones entre Donald Trump y Joe Biden, el caso de Jacob Blake enciende nuevamente la crítica al abuso policial y al racismo yankee.

Fuente
Página 12
Botón volver arriba
× ¡Suscribite a nuestro WhatsApp!