Cinco años después comprueban que Aníbal Fernández no era “La Morsa”

Un lustro después de que esta operación mediático judicial vinculada al triple crimen de General Rodríguez, le permitiera a la alianza neoliberal Cambiemos, ganar las elecciones en la Provincia de Buenos Aires, y a partir de esa victoria inicial, poder consagrar a Mauricio Macri presidente, los medios de comunicación detrás de esta maniobra reconocieron que era todo mentira.

Corría el año 2015, cuando el sicario informativo del Grupo Clarín, Jorge Lanata, acusaba al candidato a Gobernador del Frente para la Victoria (distrito que el anti-peronismo no ganaba desde 1983), Aníbal Fernández, de ser “La Morsa”, el capo criminal detrás de la célebre masacre narco.

Cinco años después, y con una elección perdida para el peronismo de por medio, se comprobó que “La Morsa” en realidad no era Aníbal Fernández, sino un ex-agente de la ex-SIDE.

Al respecto, el presidente argentino, Alberto Fernández escribió un categórico tweet:

“En Argentina parte de la justicia, de la política y de los medios acordaron difamar y perseguir opositores. Cuando sus mentiras caen los mismos que hacían eso se corrigen como al pasar. Resulta que ⁦Anibal Fernández no era “la Morsa”. En fin…”, sostuvo el mandatario, acompañando sus dichos con la nota del diario Clarín, donde hacen esta aclaración.

“Numerosas fuentes sostienen que Pose es ‘La Morsa’, apodo que se le atribuyó a Aníbal Fernández para incriminarlo en el tráfico de efedrina”. Y “La Morsa” es Julio César Pose, exagente de la ex-Side.”, aclaran años después, desde el oscuro multimedio, que llevó a Cambiemos a a la victoria en 2015.

Es así como se cierra este oscuro capitulo de la democracia argentina, donde por primera vez en la historia, un solo multimedio de comunicación concentrado, intervino significativamente en el proceso electoral argentino, vulnerando así la voluntad popular de todo un país.

Botón volver arriba
× ¡Suscribite a nuestro WhatsApp!