Giro inesperado en la causa de Nisman

Hubo un giro inesperado en la causa sobre la muerte de Alberto Nisman: falleció el jefe de Criminalística de la Gendarmería Nacional.

Orlando Caballero había firmado el irregular peritaje y tenía que explicar ante la Justicia y su fuerza por qué consideró que el fiscal fue asesinado.

En el Hospital Militar, donde se prueba la vacuna contra el coronavirus, el comandante general murió por la pandemia tras un mes de internación.

Luego de la muerte de Alberto Nisman, el jefe de Criminalística de la Gendarmería avaló un trabajo contradictorio con el Cuerpo Médico Forense.

Por ese motivo, Orlando Caballero debía declarar ante el fiscal Eduardo Taiano y el juez Julián Ercolini, a raíz del pedido de Diego Lagomarsino.

De hecho, el Gobierno de Alberto Fernández puso en lupa el procedimiento y solicitó rever lo hecho por Cambiemos, en vínculo con Comodoro Py.

Fuente
Página 12
Botón volver arriba
× ¡Suscribite a nuestro WhatsApp!