Esperado proyecto llega a la Cámara de Diputados

El Frente de Todos pidió, junto a bloques opositores, una sesión especial en la Cámara de Diputados para debatir el próximo martes el proyecto de Aporte Extraordinario de las grandes fortunas, que busca recaudar unos 307.000 millones de pesos y destinarlos a planes de salud y proyectos productivos.

La sesión especial fue solicitada por el presidente de la bancada oficialista, Máximo Kirchner, junto a los titulares de los interbloques Federal, Eduardo Bucca; del Interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, José Luis Ramón, y Acción Federal, Felipe Álvarez.

El respaldo de estas bancadas opositoras le asegura al oficialismo poder sancionar este dictamen, ya que se requieren una mayoría calificada de 129 votos.

El Frente de Todos tiene 117 votos y, con el respaldo de una veintena de diputados opositores, alcanzará 137 voluntades, ya que Juntos por el Cambio ya se expresó por el rechazo del proyecto.

La motivación de esta iniciativa es que las personas físicas que cuenten con grandes fortunas realicen un aporte extraordinario para afrontar las consecuencias de la pandemia de coronavirus y “apoyar el camino de recuperación económica”, según indicó el Frente de Todos en un comunicado.

La misma prevé el cobro de una tasa del 2 por ciento a los patrimonios de las personas físicas que hayan declarado hasta la fecha de la promulgación de la ley mas de 200 millones de pesos.

La recaudación de ese aporte se destinara un 20% a la compra y/o elaboración de equipamiento e insumos críticos para la emergencia sanitaria, 20% a las pymes, 15% a los programas para el desarrollo de los barrios populares, 20% a becas al programa integral de becas Progresar y 25% programas de exploración y desarrollo de gas natural, a través de Enarsa, según establece el proyecto.

El despacho fija que la tasa se elevará al 2,25% en casos de fortunas entre 300 y 400 millones de pesos, al 2,50% entre 400 y 600 millones y al 2,75% en la franja de 600 a 800 millones.

En tanto, la tasa subirá al 3% cuando los patrimonios oscilen entre 800 y 1.500 millones, al 3,25% para fortunas de 1,500 millones de pesos a 3.000 millones, y a partir de esa cifra será del 3,5%.

La iniciativa establece también que por el total de bienes en el exterior se tributará un recargo del 50% sobre la alícuota que le correspondiera; pero si la persona trae el 30% de las tenencias financieras que tiene declaradas afuera, el diferencial se elimina y paga por todo como si lo tuvieran en el país.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) espera recaudar $307.000 millones (1,1% del PBI del corriente año), que alcanzaría a un universo potencial de 9.298 personas.

Fuente
Télam
Botón volver arriba
× ¡Suscribite a nuestro WhatsApp!