¿Qué chances de aprobación tiene el nuevo proyecto de IVE?

Luego de mucha espera, el Gobierno envió al Congreso el proyecto de ley para garantizar el aborto legal, seguro y gratuito. Todavía no trascendió el proyecto del Poder Ejecutivo, pero la secretaria legal y técnica de la Presidencia que coordinó el equipo que redactó el mismo ya aclaró a referentes de la Campaña Nacional por el Aborto Legal que este “no trae sorpresas”.

Minutos después de que Vilma Ibarra confirmara el envío del proyecto de aborto legal a la Cámara de Diputados, desde el Frente de Todos se mostraron optimistas. Pero también se dijo que la propia Cristina Fernández afirmó que faltan votos verdes en el Senado. Entonces, ¿cómo va el voto a voto en ambas cámaras y cuáles son las posibilidades de aprobar el proyecto?

En Diputados, las cuatro comisiones que intervendrán en el debate están presididas por legisladores del bloque oficialista que ya confirmaron su voto positivo desde marzo.

Desde el inicio de sesiones, de los 119 a favor, 120 en contra y 17 indecisos; se pasó a 120 positivos, 106 negativos y 30 indefinidos; sin tener en cuenta el eventual voto de Sergio Massa para un posible desempate. De todos modos este último dato no se tiene tan en cuenta porque, si bien nada está del todo dicho, los números en la Cámara Baja parecen cómodos del lado verde del recinto.

Y esto es porque el compromiso público del presidente marca una postura clara para los del Frente de Todos. Hasta el momento, hay 16 que todavía no anunciaron su voto, ni lo harán en las próximas semanas. Lo que se cree es que hay muchos que se comprometieron a acompañar el proyecto, pero lo harán a último momento para evitar reclamos de gobernadores.

Se espera que el bloque de la Coalición Cívica vote en contra, igual que en 2018. En la UCR y Juntos por el Cambio la votación no será unánime, porque ambos espacios tienen referentes verdes y celestes.

Se dice que el voto de Lucía Corpacci, ex gobernadora de Catamarca, arrastraría los de Dante López Rodríguez y Silvana Ginocchio, que votó en contra en 2018 y podría cambiar este año. Es parecido lo que pasa con el mendocino Alejandro Bermejo, que se pronunció en contra durante la campaña, pero podría ser uno de los “votos sorpresa” que guarda el Frente de Todos.

También está en duda el voto de la cordobesa Alejandra Vigo, que se abstuvo en la última votación y podría mantener la misma posición esta vez.

Los números en el Senado

La primera foto dice que en la Cámara de Senadores hay 32 votos a favor, 36 en contra, y 4 que aún no definieron su postura o no la dieron a conocer.

En esta oportunidad el proyecto tendría una mayor oportunidad de ser aprobado por la Cámara Alta porque ya no hay que convencer a ningún pañuelo celeste para que gane el “sí”, solo con los indecisos alcanza.

El recambio de la Cámara Alta hizo que bajaran tres votos celestes y subiera uno verde. La definición quedará supeditada, en parte, a lo que se defina en torno a la banca de José Alperovich, detractor del proyecto que sumaría para uno de esos supuestos 36 votos negativos, pero actualmente y hasta el 31 de diciembre se encuentra de licencia, después de que surgiera una denuncia por abuso sexual en su contra.

Cristina Fernández y demás miembros del bloque ya manifestaron que no quieren que el senador vuelva, por lo que lo más probable es que sea reemplazado, o bien se extienda su licencia como ya ocurrió anteriormente. En caso de que se recurra al reemplazo, el primer suplente sería Jorge Gassenbauer, pero también está involucrado en la misma causa de abuso.

Por lo tanto, la única opción es María del Tránsito “Marieta” Urueña Russo, la segunda en la lista. Es una dirigente kirchnerista, abogada feminista, integrante del colectivo “Ni Una Menos Tucumán”, y abiertamente pañuelo verde. Por lo que si se da este reemplazo, los números en el Senado podrían pasar a ser 33 a favor, 35 en contra y 4 indecisos.

La definición de los cuatro indefinidos del recinto

Lucila Crexell, de Interbloque Federal, se abstuvo en 2018 y es uno de los votos “a conquistar” por el FdT. En similar situación está Roberto Mirabella, que también se abstuvo durante el último debate, aunque luego presentó un proyecto propio para avanzar con la despenalización del aborto en casos de violación o riesgo de vida.

La legisladora de Juntos por el Cambio Stella Maris Olalla aguarda la letra chica del proyecto para confirmar su decisión, pero hace unos días trascendieron declaraciones de ella en las que manifestaba: “Nadie puede obligar a una persona a hacerse un aborto o a no hacerlo”. Los ojos están puestos también en el cuarto indeciso, el entrerriano del Frente de Todos, Edgardo Kueider.

Mientras se espera que las fuertes posturas de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner tengan su importancia a la hora de esclarecer esas indecisiones, muchos olvidan de tener en cuenta la opinión de José Mayans, jefe del bloque y ferviente pañuelo celeste.

Otro punto a favor de la aprobación del proyecto es que en caso de un eventual empate, quien definirá será la vicepresidenta de la Nación y presidenta del Senado.

En este marco se plantea que es clave que la propuesta que se trate sea la del Gobierno y no la de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, que tiene estado parlamentario. También se sostiene desde varios sectores que la votación debe ser presencial. Para información actualizada se puede acceder a esta grilla con aportes comunitarios que es muy detallada y cita fuentes de todos los datos brindados.

Botón volver arriba
× ¡Suscribite a nuestro WhatsApp!