El “desliz” que le habría costado a Larreta su matrimonio

Semanas atrás trascendió la noticia de que el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se había separado de su mujer, la organizadora de eventos Bárbara Diez, con quién llevaba casado más de 20 años.

Según se conoció, el funcionario tuvo que dejar su departamento, ubicado frente a la sede central del Automóvil Club Argentino en Recoleta, en el que residía junto a su mujer y sus dos hijas, para mudarse a otro departamento que le habría prestado un amigo.

La noticia sin embargo tuvo escasa cobertura mediática y rápidamente desapareció de los medios.

Pero en el día de ayer el portal La Derecha Diario reveló que fuentes dentro del PRO habrían indicado que existía un mayor conflicto en la vida personal de Larreta, que el que se dió a conocer en su momento.

Según lo informado por el portal online, estas fuentes sostienen que Larreta habría mantenido una relación extra-matrimonial con una funcionaria pública, habiendo dejado a la mujer embarazada.

Según estas versiones Larreta pensaba salir en el mes de febrero a “blanquear” la situación, en una conferencia de prensa donde admitiría que tuvo un hijo con esta persona y que no fue una infidelidad, debido a que ya estaba distanciado de su mujer desde hace varios años. Hasta la fecha Larreta y Diez siguen casados.

El nombre de la funcionaria en cuestión sería Milagros Maylin, quien ejerció como Subsecretaria de Integración Social y Urbana (OPISU) durante el gobierno de María Eugenia Vidal.

Previamente también había trabajado para el gobierno bonaerense, como Directora Provincial de Control de Gestión.

A Larreta lo habría conocido en diciembre de 2015, cuando él llegó a la jefatura de gobierno de la Ciudad Autónoma y ella fue contratada como Directora General en Tercera Edad, Ministerio Desarrollo Humano y Hábitat. 

Un año después, en 2016, pidió el traslado a Provincia de Buenos Aires, cuando ingresó a la Jefatura de Gabinete de Ministros del gobierno de Vidal.

“Preocupa a muchos dentro del PRO el manejo de Larreta de la situación.”, sostiene fuentes dentro del partido.

A la funcionaria le habría hecho cerrar y poner con candado sus cuentas de redes sociales denuncian.

Su cuenta de Twitter (@milimaylin) fue eliminada, su cuenta de Instagram purgada de seguidores y luego puesta con candado, y la única cuenta activa que quedó es la de LinkedIn, donde actualmente figura sin trabajo.

Botón volver arriba
× Suscribite a nuestro WhatsApp