Pepe Cibrián: “No me hizo sentir pleno el streaming”

– A un año de haber empezado la pandemia, ¿cómo te encuentra esta vida distinta?

– Estoy bien, trabajando mucho, con temor de que esto vuelva a recrudecer, pero, mientras tanto, disfrutando de tener la libertad de ensayar, de salir. Es muy gratificante. Espero, Dios quiera, que no tengamos que volver a atrás, porque sería, realmente, un desastre.

– ¿De salud cómo estás?

– Muy bien. Tengo una casa cómoda y un parque muy grande, que, entre comillas, me hace sentir más libre. Es lindo tener un refugio así, es un don.

– Merecido también después de muchos años de trabajo

– Si, y de mucha lucha. Más de 50 años sin parar.

– Pepe sos una persona muy activa. ¿Cómo fueron esos días en donde no podíamos hacer más cosas que estar en casa?

– No hice nada. Caminaba por el parque. Miraba series, que ahora ya me aburren porque no sé qué más ver. Estaba con mis perros y con Luis, mi hijo. Estaba bien. No lo sufrí demasiado porque tengo cosas, además yo soy casero. De alguna manera estaba bien, claro. Preocupado por mis compañeros y por la gente que pasaba conflictos muy serios.

– Como consecuencia de esta pandemia tuviste que adaptarte a dar clases online. ¿Te costó eso?

– Es muy distinto, pero se le busca darle la vuelta. Se convierte en algo, no te digo igual, porque por supuesto que no, pero que puede llegar a ser agradable. Yo tengo muchos alumnos muy gentiles, y la pasamos bien, pero si, el cara a cara es otro mundo.

– ¿Tenes algunos de fuera de la Argentina?

– Sí, doy clases a gente de Canadá, de Japón, de Australia, y de todo nuestro país. Alumnos que no podrían en otra forma tomar clases en vivo. Y otros que son de acá, capitalinos. Es una constante nueva búsqueda. Es muy revitalizador.

– ¿Cómo hacen para contactarse con vos quien quiera tomar clases?

– Que me escriban en mis redes sociales.

– Y, además, fuiste de los primeros en estrenar obras por streaming.

– Si, lo sé, y fui. Y después no hice más. No me hizo sentir pleno el streaming de las obras. Me ponía muy nervioso. Eso no me resultó. Como que tenía que hacerlo todo solo, además, en parte. A mi, no me resultó.

– Hija de pandemia fue la composición de “Jacinta, la española” y sus videos por Instagram. ¿Cómo nació esa idea?

– En “Por el nombre del padre”, la obra que había hecho con Viviana Saccone antes de la pandemia, con la que íbamos a salir en gira, yo había escrito un personaje de una portera. Y eso fue creciendo y creciendo y me pareció muy divertido. Por ahora le di unas vacaciones pero seguro que la retomaré luego.

– Y otra gran consecuencia de la pandemia fue la venta de la colección de tus anillos. ¿Cómo viene ese negocio?

– Muy bien. Va bárbaro. Ahora se sumaron anteojos, relojes y pulseras. La idea nació porque tengo muchas cosas. He comprado tanto en mi vida. Todo lo que padecí físicamente me hizo cambiar mucho el por qué y el valor de las cosas. Sentí que me tenía que ir más liviano de equipaje. Y así lo estoy haciendo. El Instagram es @coleccionpcibrian

– Si en definitiva lo que nos llevamos son otras cosas ¿no?

– Absolutamente. Y eso es lo que quiero mantener y conservar.

– Todo lo que te rodea es amor¿Cómo se encuentra el corazón?

– El corazón late. Está bien, no está mal. He vivido experiencias, algunas mejores, otras no tan soñadas, pero en general estoy bien. No tengo una necesidad brutal de formar un vínculo, porque ya he formado muchos. Y ya estoy grande. Tiene que ser algo muy especial. Siempre ha tenido que ser algo muy especial, pero a esta altura de la vida más. Estoy muy necesitado de sentirme muy compañero con alguien.

– ¿Y ese amor que hace unas semanas nos enteramos que había aparecido que lo conociste por Tinder?

– No siguió. Lamentablemente. Ya vendrá otro, o nada. No tiene importancia.

– ¿Proyectos para el 2021?

– Voy a estrenar en Mayo o Junio un musical nuevo que se llama “Infierno blanco”, con muchísima gente. Y es muy interesante porque trata sobre la droga, el amor entre dos hombres que tienen distintas posturas en la vida. Es muy bella. Creo que es una de mis mejores obras. Sinceramente. El otro año ya estaré yo actuando.

Botón volver arriba
× ¡Suscribite a nuestro WhatsApp!