Murió un docente por coronavirus y Trotta garantizó las clases presenciales

Jorge Langone, docente en una escuela de Villa Lugano, en la ciudad de Buenos Aires, falleció por coronavirus, mientras las escuelas siguen abiertas a pesar de la segunda ola de la pandemia.

Sus compañeros culpan al Gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta “por obligar a docentes y estudiantes a exponerse innecesariamente” en medio del rebrote de la enfermedad en el país.

“Ahora tenemos la certeza de que piensan avanzar sobre nuestros cadáveres”, apuntaron en un comunicado contra el líder del macrismo en la capital y su ministra de Educación, Soledad Acuña.

“Necesitamos un plan de lucha para impedir que sigan los contagios y las muertes evitables”, alertaron los docentes, en tanto el gremio Ademys convocó un paro en reclamo por el caso.

Nicolás Trotta, después del fallecimiento por coronavirus de Jorge Langone, garantizó la presencialidad en las aulas, a un mes de su regreso, y desestimó la vuelta de las clases virtuales.

“Detectamos casos de contagio que no necesariamente se han producido en las escuelas”, dijo el funcionario nacional en defensa de los protocolos sanitarios en la comunidad educativa.

“Las políticas restrictivas deben estar en otros ámbitos para evitar suspender las clases”, consideró el ministro de Educación de la Nación, criticado por haber cedido ante el macrismo.

“Cualquier suspensión vinculada a la presencialidad la tenemos que adoptar en la mínima unidad geográfica posible, no tomar a la Argentina ni a las provincias como un todo”, sostuvo.

Fuente
Página 12
Botón volver arriba
× ¡Suscribite a nuestro WhatsApp!