Juntos por el Cambio denuncia a la Argentina ante la OEA

El investigado ex-ministro de Justicia del Régimen macrista (2015-2019), Germán Garavano, y la ex embajadora Paula Bertol se presentaron ante la OEA para denunciar “el deterioro institucional” de la democracia argentina.

Los cambiemitas señalaron que la República argentina está “amenazada por hechos que avasallan la independencia judicial y buscan impunidad violando la Constitución y los derechos humanos”.

Los ex-funcionarios presentaron ante el presidente de la OEA, el cuestionado Luis Almagro, impulsor del sangriento Golpe de Estado en Bolivia del año 2019, un informe de 104 páginas que describe los “ataques a la independencia de jueces y fiscales”; la reforma judicial, a la que consideran “el uso de un objetivo legítimo para terminar con la independencia judicial, concentrar el poder y lograr impunidad”, y los “ataques a la Corte Suprema de Justicia”.

En el mismo describieron el accionar del comité de juristas que asesoran al presidente Alberto Fernández, que planteó la necesidad de reformas a la Justicia.

Además, enumeraron los “intentos de retrotraer inválidamente traslados de jueces encargados de juzgar casos de corrupción”, lo que consideraron que se trató de “una interferencia más en la independencia de la justicia en la búsqueda de concentrar el poder”.

El trabajo describe las reformas planeadas para modificar el Ministerio Público Fiscal y la elección del Procurador General de la Nación y hace mención a “las presiones a la Justicia para ejercer políticas de venganza contra opositores políticos”. Pone como ejemplo el caso Vicentin.

Denuncia además como hechos graves “las intimaciones a jueces a jubilarse”, el discurso del presidente Alberto Fernández ante la Asamblea Legislativa, la exposición de la vicepresidenta en su última declaración judicial y el plan para crear una comisión bicameral de control de jueces.

Botón volver arriba
× Suscribite a nuestro WhatsApp