La drástica decisión de Amalia Granata sobre su propio cuerpo

A pesar de estar en contra del derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo, en el caso de tener que acceder a un aborto seguro, legal y gratuito, la referente pañuelo celeste, Amalia Granata parece no estar en desacuerdo con otro tipo de procedimientos más drásticos.

“Me operé para ligarme las trompas. Fue una decisión que me costó porque queríamos seguir agrandando la familia”contó hoy la diputada santafesina en LAM.

“Después de Roque buscamos casi 3 años más, el tercero para mí y el segundo para Leo, pero no llegó”, explicó Granata en el programa de chimentos conducido por Ángel de Brito.

“Yo estoy con mucho trabajo, cumplí los 40 y tenía temor de relajarme y pasada cierta edad, para una mujer es un poco más difícil llevar un embarazo.”, explicó la ex-vedette.

Me hubiera encantado ser mamá de nuevo pero Dios no lo quiso

“El de Roque había sido difícil, estuve internada con una infección en los riñones, Roque nació un mes antes porque tenía el cordón envuelto en el cuello, tuve contracciones, fue una cesárea de emergencia. Me hubiera encantado ser mamá de nuevo pero Dios no lo quiso”, se lamentó.

Granata también contó que Leo Squarzon, su pareja, no estaba del todo conforme con la idea:

“Hasta último momento hizo todo para que llegara el bebé pero bueno… es una cuestión mía porque quizás quedaba a los 42 años y estaba todo bien pero fue un temor mío, lo hablé con mi pareja, tomamos la decisión y lo hice. No me podía arriesgar… un bebé y todo lo que implica, trabajo mucho, no estoy nunca en casa.”, planteó.

Amalia Granata junto a su pareja Leo Squarzon.

“Lo más sano era tomar esta decisión y quedarnos tranquilos”, concluyó la diputada provincial.

Botón volver arriba
× Suscribite a nuestro WhatsApp