El gobierno colombiano furioso con Alberto Fernández

En el día de ayer el presidente argentino, Alberto Fernández, referente regional en materia de Derechos Humanos, luego de su exitosa intervención en conflictos como el Golpe de Estado en Bolivia en el año 2019, se manifestó sobre la crisis política que atraviesa Colombia.

El país caribeño se encuentra transitando días de convulsión social producto de las protestas callejeras contra un proyecto gubernamental de reforma tributaria de corte neoliberal, ya retirado del Congreso, que dejaron un saldo de 19 muertos, unos 800 heridos, además un alerta militar en buena parte del territorio nacional y a la administración del derechista Iván Duque sin ministro de Hacienda, por la renuncia de Alberto Carrasquilla.

“Con preocupación observo la represión desatada ante las protestas sociales ocurridas en Colombia.”, planteó hace minutos el mandatario rioplatense al respecto del conflicto.

“Ruego porque el pueblo colombiano retome la paz social e insto a su gobierno a que, en resguardo de los derechos humanos, cese la singular violencia institucional que se ha ejercido.”, expresó Fernández.

Con estás palabras la Argentina se convierte en uno de los primeros países de América Latina en reconocer la violación de los Derechos Humanos perpetrada por el gobierno colombiano, histórico aliado del poderío yankee en la región.

La respuesta colombiana no tardó en llegar en boca de su Cancillería:

“Cancillería, en nombre del Gob. de COL, rechaza firmemente las declaraciones del presidente Alberto Fernández,que desconocen que miles de colombianos han tenido,conforme a nuestro Estado de Derecho, todas las garantías para ejercer la protesta pacífica a lo largo y ancho del país”

“y que el Gobierno Nacional ha convocado y adelanta diálogos con todos los sectores del país. La institucionalidad democrática colombiana protege los derechos constitucionales de los colombianos.”, se defendieron.

“y no será desprestigiada por este tipo de pronunciamientos que, además de ser una intromisión arbitraria, buscan alimentar la polarización que no contribuye a la convivencia y al consenso.”, sostuvieron.

Botón volver arriba
× ¡Suscribite a nuestro WhatsApp!