Deportaron a Juan Grabois

El dirigente social argentino Juan Grabois, fue deportado esta tarde desde Colombia.

El hombre de la CTEP formaba parte de una delegación especial que viajaba al país caribeño para oficiar de veedores internacionales, de cara a los crímenes contra los Derechos Humanos que están siendo cometidos por el Gobierno neoliberal de Iván Duque, en un contexto general de protestas en todo el país.

A Grabois, hombre sindicado como cercano al Vaticano y el Papa Francisco, se le fue negado el ingreso al país en el aeropuerto de Bogotá.

Grabois viajaba como parte de la Misión Internacional de Solidaridad y Observación de Derechos Humanos.

Las autoridades colombianas retuvieron al dirigente social y le informaron que iban “a proceder a la inadmisión”, según consta en un video difundido por miembros de la delegación.

No le dieron ningún argumento, dijeron que el país es soberano y decide quién entra y quién no, y lo apartaron a otro cuarto

“Todos pasamos con la misma documentación, las mismas cartas de invitación y venimos en el mismo vuelo y al único que apartaron fue a Juan. No le dieron ningún argumento, dijeron que el país es soberano y decide quién entra y quién no, y lo apartaron a otro cuarto”, explicó a Télam Gonzalo Armúa, uno de los miembros de la misión.

La idea de la delegación argentina es permanecer en Colombia hasta el 2 de junio, y visitar, además de Bogotá, otras ciudades de magnitud importante en materia de movilizaciones, pero también de las que acumulan más denuncias por abusos de las fuerzas de seguridad.

La misión se decidió “ante las reiteradas denuncias de violaciones a los derechos humanos que se adjudica a las fuerzas regulares del Estado y a bandas paramilitares que actuarían conjuntamente –según se denuncia – frente al pacífico ejercicio del legítimo derecho a la protesta que intenta ejercer el pueblo colombiano”, explicaron los organizadores del viaje.

Integran la misión representantes de varias organizaciones, entre ellas el Servicio de Paz de Justicia (Serpaj), la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), la Asociación Americana de Juristas (AAJ), el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

EL DESCARGO DE GRABOIS

“Luego de una serie de agresiones físicas registradas por numerosos testigos y cámaras de seguridad, el gobierno colombiano me expulsa de su territorio por considerarme un «riesgo para la Seguridad de Estado» (decreto 1727/2020).”, comunicó Grabois en su cuenta de Twitter.

“Me han retenido la documentación y el equipaje. Me suben custodiado a un vuelo a Lima, sin explicación de mi ulterior destino.”, explicó.

“Nada va a ser fácil. Pero despertamos”

“Son tiempos de cambio para América Latina. Nada va a ser fácil. Pero despertamos. Adios Colombia ¡Fuerza!”, arengó.

Botón volver arriba
× ¡Suscribite a nuestro WhatsApp!