Grego Rossello: “La gente quiere reírse, olvidarse un poco de todo”

Por: Pablo Lancone
Por: Pablo Lancone

El actor e influencer nos contó sobre cómo está viviendo la pandemia, la creación de contenidos en redes en estos tiempos y su participación en la obra de José María Muscari junto a compañeros de rubro.

– ¿Cómo estás vos? ¿Qué tal va esta vida pandémica?
– Medio que nos estamos acostumbrando. Vivimos un poco con nostalgia, con el miedo de estar de nuevo encerrados. Soy muy ansioso. A mi no me gusta estar encerrado, solo. No lo disfruto pero no me pongo excusas. Estamos ahora con el streaming de “Redes”, y con mi propio programa en Twitch que anda muy bien que es “Fernet con Grego”, que hay que producirlo, la edición, subirlo a Youtube, salir a buscar marcas, todo eso me conlleva tiempo. Si bien digo, estamos encerrados, es un bajón, vamos a sacar lo mejor de esto, está lejos de ser lo ideal. Yo ya tuve el bicho y la pasé bien. Conozco gente que se murió. Está todo más feo, trato de entenderlo, pero que no sea una excusa para avanzar en cosas que me gustan hacer.

– ¿Te está costando más hacer humor en estos tiempos?
– Pasa que hoy le estoy dando más atención a las historias que subo en Instagram. Mi material en redes es muy autobiográfico. Y ahora que estamos mucho en casa no hay mucho que mostrar. Capaz sí hay que darle una vuelta de tuerca a nivel posibilidades de locaciones. Y por otro lado creo que se facilita un poco porque la gente quiere reírse, quiere olvidarse un poco de todo, quiere consumir más cosas. Tiene como sus pros y sus contras.

– Sos uno de los pioneros en usar las redes. Hay gente hoy que te sigue desde esos comienzos.
– Si, desde 2015 en adelante. Es un delirio. Quizás es normal para la gente de la tele pero no para las redes que son nuevas. Hay gente de esa época que me escribe una vez por semana, es muy loco. Crecieron conmigo, saben toda mi vida, es muy flashero y muy lindo.

– ¿Y esta experiencia de trabajar en la obra “Redes” con los nuevos influencers cómo te está atravesando?
– Con las nuevas generaciones vinieron nuevos lenguajes, nuevos y distintos referentes. Uno se va quedando un poco como atrás si no se enrosca en reinventarse. Hoy mi acercamiento a una plataforma como Twitch es entender que es la plataforma del momento. Hay que ir para allá porque sino uno se queda afuera. Pero hay que ir para allá con algo que uno sepa hacer. Yo llevé como muchos conocimientos televisivos para ese lado. O hacer una obra distinta como “Redes” donde me llevé los años que había hecho teatro, y los años en que me había parado en un escenario a hacer stand up. A veces parece que reinventarse es el equivalente a hacer cualquier cosa, por ejemplo, ahora está de moda Tik Tok y yo me pongo a hacer challenger, no no, yo no hace hacerlos, soy horrible. No voy a hacer eso porque ahora va, porque voy a hacer un papelón. Y no es mi idea.

– ¿Qué te significó que te haya llamado José María Muscari para ser parte de esta obra?
– Me sorprendió por completo. A él lo admiro, y lo sabe. Fui a ver “Sex…”, “Bollywood”, lo conocía mucho. Y ese respeto y admiración fue exponencial viéndolo laburar. Es un excelente director. Digo una obviedad. Llega un guion escrito por él, al que después revienta, sube la música, y ahora esto, la coreografía, la frase, e improvisar un remate, y él siempre fue muy generoso en absorber y ponerlo dentro del show. Me flasheaba verlo laburar. Un bajón que no la podamos hacer en vivo, pero la experiencia de hacer una obra con él no me la saca nadie. Y no es de chupa medias, me pone muy contento.

– José María Muscari tiene también eso de armar equipos quizá muy disímiles, en donde cada uno tiene un momento para lucirse.
– Tiene un dedo como medio mágico para eso. Con Co Isla no nos conocíamos, con Bimbo muy poco, por ejemplo. Se armó un grupo de amigos que no se termina de dar del todo por esta pandemia, sino estaríamos yendo todos los días a comer. Naty Jota ya era mi amiga, y hablo con Lucas Spadafora. Me pasó algo muy loco con eso, y estamos todos un poco sorprendidos. Sabíamos que íbamos a laburar bien juntos pero no que se iba a dar semejante unión. Nos llevamos todos increíble y eso fue re lindo. Y eso es por qué también me da tanta pena de no poder hacerla en el teatro.

Soy de una risa menos fácil de lo que la gente creería

 ¿Stalkeaste un poco a tus compañeros?
– A todos los tenía un montón. Yo laburé mucho tiempo entrevistando y a casi todos les había hecho nota. Sabía más o menos en qué andaba cada uno y me copaba que sean parte de esto.

– ¿A vos qué cosas te entretienen? ¿Qué te hace reír?
– Por ahí soy de una risa menos fácil de lo que la gente creería, quizá por mi trabajo. Me rio mucho cuando estoy en confianza, con mis amigos. Después si consumo mucha comedia, que por ahí me ves mirándola y no estoy cagándome de risa, parezco un amargo. Pero lo estoy disfrutando mucho. Miro mucho stand up. Hay muy pocas sitcoms que no haya visto. O documentales de comedias.

– Para ir cerrando, vimos en tus redes que te hiciste un tratamiento capilar. ¿Cómo va el crecimiento del pelo?– Va bien. El pelo que me sacaron de atrás y me lo pusieron adelante va creciendo. Ya tengo pelo nuevo, pero esa parte se va a caer ahora porque es como que se estresa. Los resultados reales los voy a ver en seis meses aproximadamente. Dolió pero no tanto como yo creía.

¿Cómo se vienen las próximas semanas, entre tanta incertidumbre?
– Laburo y tengo ganas que den el “Pasaporte cultural”. Que los contagios bajen un poco y se pueda volver al escenario con “Redes viví tu experiencia”. Me veo terminando el año arriba del escenario con esta obra. Y que la gente le de bola a mi canal de Youtube que se está armando una especie de programita de televisión distinto, que creo que va a crecer un montón.

Botón volver arriba
× ¡Suscribite a nuestro WhatsApp!