La polémica candidatura del “gordo mortero”

Sebastián Romero, imputado por disparar fuegos artificiales en la marcha en contra de la reforma previsional macrista en el año 2017, es precandidato a senador para estas elecciones PASO.

Romero hace más de un año está detenido con prisión domiciliaria, luego de su extradición desde Uruguay (en donde se encontraba prófugo de la justicia argentina) en el año 2020.

El detenido ahora integra la lista del Partido Socialista de los Trabajadores Unificado (PSTU) que participará en la interna del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), como pre-candidato a senador por la Provincia de Santa Fe.

Soy el único candidato preso político que hay en Argentina

“Hoy soy el único candidato preso político que hay en Argentina, pero no soy el único preso político, teniendo en cuenta que tenemos a Milagro Sala y Luis D’Elia”, sostuvo Romero en una reunión virtual del PSTU.

En su reaparición pública, el aspirante a una banca en Santa Fe apuntó contra el gobierno de Mauricio Macri, al igual que contra la gestión actual.

Este Gobierno no está siendo distinto

“Todos fuimos perseguidos por el gobierno anterior, que nos persiguió, nos empobreció y nos dejó sin trabajo, pero este Gobierno no está siendo distinto.”, explicó.

“En cierta medida, hasta sigue teniendo presos a compañeros de sus organizaciones”, dijo Romero, en referencia a Sala y D’Elia.

Botón volver arriba
× Suscribite a nuestro WhatsApp