Policía mató a un joven e intentó “plantarle” un arma para simular un enfrentamiento

Kevin Gómez tenía 20 años. El sábado fue asesinado de cinco disparos en una barriada humilde, en el extremo sur de Rosario.

Su victimario no es miembro de una banda narco ni un ladrón: de acuerdo a la reconstrucción judicial, el homicida es un policía que intentó falsear la escena del crimen.

El joven asesinado.

El suboficial aseguró que intentaron robarle, que hubo un enfrentamiento y hasta plantó una arma de utilería para inculpar al joven. Los elementos reunidos por la fiscal Georgina Pairola, de la Unidad de Homicidios Dolosos, permitieron por el momento desestimar esa versión.

El suboficial Juan Ceballos Rinaldi fue imputado el miércoles por los delitos de homicidio calificado por abuso de función o cargo y falsedad ideológica agravada por su carácter de miembro integrante de las fuerzas públicas.

Gómez recibió disparos en brazos, abdomen y en la pelvis. El ataque ocurrió el sábado pasado, cerca de las 11, en cercanías de la intersección de las calles Guaria Morada y Pasaje 513, en el barrio Las Flores.

Ceballos Rinaldi aseguró en su declaración que existió un intento de robo y un enfrentamiento. Testigos, y el resultado de la autopsia, desmienten la mecánica de los hechos que planteó.

Botón volver arriba
× Suscribite a nuestro WhatsApp