Julian Assange sufrió un derrame cerebral en prisión y se teme por su vida

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, sufrió de un ACV en la prision británica de máxima seguridad Belmarsh, donde se encuentra detenido, esperando ser extraditado a los EEUU, nación que lo persigue incansablemente desde hace una década, por haber hecho públicos decenas de crímenes de guerra cometidos por el ejército norteamericano durante las invasiones de Irak y Afganistán.

La noticias fue revelada por su prometida Stella Moris, que atribuyó al episodio al stress generado por la batalla legal para impedir infructuosamente su extradición, y el prospecto de pasar navidad tras las rejas.

Assange, de 50 años de edad, tuvo como primeras secuelas la caída de su párpado derecho, perdida de memoria, y signos de daño neurológico.

El abogado de Moris mostró preocupación por la gravedad del cuadro de Assange, que podría avanzar y llevarlo a tener otras consecuencias para su salud, y hasta provocarle la muerte.

Botón volver arriba
× Suscribite a nuestro WhatsApp