Investigación que involucra a María Eugenia Vidal alcanza nivel internacional

El sindicalismo internacional se hizo eco de la denuncia contra el Régimen macrista (2015-2019), conocida popularmente como la “Gestapo macrista”, por presunta persecución ilegal a dirigentes sindicales argentinos.

También advirtieron que este tipo de maniobras pudo tener un carácter regional, una suerte de “Plan Cóndor” antigremios llevado adelante por gobiernos de derecha.

Así lo planteó la Central Sindical de las Américas (CSA) tras una reunión que mantuvo ayer con la CGT y las dos CTA, en la que se acordó iniciar una campaña internacional de difusión del caso argentino.

El encuentro de ayer, de carácter virtual, fue la mayor repercusión hasta ahora fuera de las fronteras del escándalo político derivado del video en el que Marcelo Villegas, ministro de Trabajo de María Eugenia Vidal, coordina junto a empresarios de la construcción, funcionarios de la AFI y el intendente de La Plata, Julio Garro, una acción para acorralar judicialmente al sindicalista platense Juan Pablo “Pata” Medina.

El debate incluyó a representantes de la Confederación Sindical internacional (CSI). Uno de los ejes fue destacar el valor del registro fílmico por primera vez de una operatoria que, según los dirigentes, se repitió en Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Honduras, entre otros países de la región.

La deliberación contó con la participación del brasileño Rafael Freire Neto, secretario general de la CSA, el paraguayo Víctor Baez, adjunto de la CSI, y los argentinos Hugo Yasky y Roberto Baradel, de la CTA de los Trabajadores; Ricardo Peidró y Adolfo Aguirre, de la CTA Autónoma, y la abogada Marta Pujadas en representación de la secretaría de Relaciones Internacionales de la CGT.

En lo central los dirigentes coincidieron en señalar que el grado de persecución expuesto en la reunión filmada en una sede porteña del Banco Provincia tuvo como objeto no sólo acorralar a dirigentes no alineados con la gestión de Macri sino, sobre todo, avanzar hacia una política de desarticulación de la normativa laboral protectora de los trabajadores que todavía rige en la Argentina.

“Es una metodología del todo clara y que constituye una confesión pedagógica de la utilización de los aparatos de inteligencia, el Poder Judicial, los grandes medios y los grupos empresariales para acorralar al movimiento sindical” reseñó Hugo Yasky al respecto.

Botón volver arriba
× Suscribite a nuestro WhatsApp