Jeanine Áñez denunció tortura psicológica: “Tengo que oler todo”

Durante la audiencia de acción de libertad que presentó su defensa, la ex-presidenta de facto boliviana, Jeanine Áñez, denunció tortura psicológica del personal policial y médicos en su propia celda.

Áñez también denunció que su hija Carolina Ribera fue retirada de su celda con engaños, para poder ser trasladada ella a un hospital este viernes.

“Le dijeron que mi abogada estaba abajo, que ya tenía que salir para que ella pueda ingresar y no la volví a ver más. No supe más de ella porque no regresó”, aseguró Áñez.

Áñez relató que vive en permanente “tortura psicológica” porque ella se declaró en huelga de hambre y las autoridades penitenciarias dispusieron que las puertas de su celda permanezcan abiertas, así como de la cocina del penal que está cerca.

“El propósito de que todas las puertas estén abiertas hace que yo tenga que oler todo lo que venga de la cocina, porque todo se huele, en un principio en esta área de salud tuve que pedir a los doctores que no coman en mi delante, porque esa es una falta de humanidad.”, planteó.

Las puertas estén abiertas hace que yo tenga que oler todo lo que venga de la cocina

“Estoy en huelga de hambre y todo el día tengo que oler lo que están cocinando, porque no permiten que la puerta del cuarto que ocupo por lo menos esté cerrada.”, explicó.

“Eso para mí es tortura psicológica yo pido que esta circunstancia sea corregida”, solicitó Áñez.

Botón volver arriba
UNITE a nuestro canal Telegram