Murió en un accidente de tránsito y mientras la velaban revivió y golpeó el ataúd

El pasado 25 de abril los familiares de Rosa Isabel Céspedes Callaca fueron notificados de su muerte luego de que la mujer sufriera un accidente de tránsito en el que falleció su cuñado, mientras que sus tres hijos están luchando por sobrevivir.

Tras la dolorosa noticia, los seres queridos de la mujer oriunda de Chiclayo, Perú, comenzaron de inmediato los preparativos para su sepelio, el cual se programó para un día después dentro de un cementerio atiborrado por todos los que querían darle un último adiós.

Allí, dentro de un ataúd cerrado y justo cuando estaba a punto de ser sepultada, de pronto la mujer que presuntamente estaba muerta comenzó a golpear el féretro desde adentro, provocando una conmoción en todos los presentes.

Presionado por los presentes que exigían que se abriera el ataúd, el administrador del cementerio, Juan Segundo Cajo, hizo caso solo para comprobar que Céspedes había abierto los ojos y mostraba signos vitales.

Las autoridades comprobaron que la mujer tenía signos vitales bajos, por lo que fue trasladad al Hospital Referencial de Ferreñafe donde fue conectada a las máquinas de soporte vital, aunque unas horas después los médicos certificaron la muerte de Céspedes, tras no poder resistir.

“Ahí tenemos los videos, donde ella empuja el cajón. Queremos saber si mi sobrina estuvo en coma durante su velación”, dijo una de sus tíos.

Las primeras investigaciones presumen que el personal médico certificó la muerte de la mujer, sin una revisión exhaustiva en el Hospital Regional de Lambayeque, donde había sido trasladada junto a sus familiares, luego del accidente.

Botón volver arriba
× Suscribite a nuestro WhatsApp