Policías aseguran que las ratas se comieron 200 kilos de droga: “No nos tienen miedo”

La policía del estado indio de Uttar Pradesh ha tenido que responder ante un juzgado por la desaparición de 200 kilos de marihuana de varias comisarias y depósitos de la región.

La justificación de los agentes cuestionados ha sido, cuando menos, inesperada.

“Las ratas son animales diminutos y no le temen a la policía. Es difícil proteger la droga de ellas”, han explicado.

El juez Sanjay Chaudhary, responsable de llevar la acción de varios casos antidroga, se encontró con esta excusa cuando preguntó a los agentes por la cantidad de cannabis que faltaba en las investigaciones relacionadas con varios casos de narcotráfico.

Cuando se pidió a los agentes que presentaran el informe de la droga incautada, se encontró que del total habían desaparecido un total de 195 de los más de 1.000 kg en total que, en teoría, se encontraban a buen recaudo en dos depósitos de 386 y 700 kg respectivamente.

Los problemas con estos “roedores tan intrépidos”, según explicaron los policías, se concentran en las comisarías del distrito de Mathura, todas ellas en serio “peligro de infestación de ratas”.

La policía se encuentra totalmente superada por esta situación, ya que no les da tiempo a tratar y gestionar la droga antes de que los roedores se la coman. La solución que han propuesto es que la droga incautada no se almacene en las dependencias policiales, sino que se subasten a laboratorios de investigación y empresas farmacéuticas para su uso farmacéutico, y que las ganancias vayan al gobierno.

Las ratas no son las únicas culpables de esta sospechosa desaparición de droga en las comisarías. Según un parlamentario del distrito, parte de la marihuana almacenada quedó dañada debido a las fuertes lluvias.

No es la primera vez que las ratas son señaladas por hacer desaparecer droga. En 2018, unos policías de Buenos Aires fueron juzgados después de que se perdieran 540 kilos de marihuana y, como en el caso de sus colegas indios ahora, también argumentaron que se las habían comido las ratas.

La Fiscalía negó esa posibilidad porque en ese supuesto habrían aparecido cadáveres de los roedores intoxicados, y no fue el caso. Los policías fueron sancionados y expulsados del cuerpo.

Botón volver arriba
× Suscribite a nuestro WhatsApp