El ministro de Seguridad porteño pidió licencia tras la filtración de comprometedores chats

El ministro de Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, anunció esta tarde que se tomará una licencia de su cargo mientras la Justicia investiga las filtraciones de sus chats de Telegram.

A D’Alessandro se le adjudican comprometedores diálogos con Silvio Robles, vocero del presidente de la Corte, Horacio Rosatti; con Silvia Majdalani, ex número dos de la AFI, y con Marcelo Violante, titular de Dakota, empresa de acarreo contratada por la Ciudad de Buenos Aires.

En los primeros días de diciembre se conocieron conversaciones de un chat grupal de Telegram que habrían salido a la luz por el hackeo que sufrió Marcelo D’Alessandro.

En aquella oportunidad se trataba de conversaciones vinculadas a un viaje que el funcionario de Horacio Rodríguez Larreta hizo a Lago Escondido y que derivó en una denuncia por los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y admisión de dádivas.

El jueves pasado se filtraron más chats del celular de D’Alessandro, aunque en esta oportunidad no se trata de un grupo, sino de charlas con distintas personas, entre ellas con Silvio Robles, vocero del presidente de la Corte, Horacio Rosatti; con Silvia Majdalani, ex número dos de la AFI, y con Marcelo Violante, titular de Dakota, empresa de acarreo contratada por la Ciudad de Buenos Aires.

En cuanto a los diálogos que sostienen D’Alessandro y Violante, el empresario que maneja Dakota, la polémica concesionaria de las grúas y las playas de estacionamiento de Buenos Aires, se trata de intercambios producidos en 2019 y 2020.

Entre otras cosas, Violante le pregunta al ministro porteño si le “da para proponerle negocios a Horacio”, en supuesta referencia a Rodríguez Larreta. Frente al interrogante, D’Alessandro responde de manera afirmativa.

En otro chat, el empresario de Dakota habla de “juntar verdes” y de supuestos sobres con dinero.

Botón volver arriba
× Suscribite a nuestro WhatsApp