Loading...

Desde noviembre, los futboleros tendrán que decirle adiós a la maratón gratuita de todos los fines de semana. Ver fútbol por televisión pasará a ser pago y, según La Nación, costará $300 por mes. Casi la mitad de lo que se paga en algunos países de Europa, pero un 23 por ciento más que el NBA League Pass.

El NBA League Pass tiene un precio de $229,99 por mes, un 23% más caro de lo que saldría ver los partidos del fútbol argentino

Pasaron casi ocho años después de aquel recordado acto en el predio de Ezeiza en el que un exultante Julio Grondona anunciaba junto a Cristina Fernández de Kirchner y Diego Maradona que la televisación del fútbol pasaba a ser gratis. En 2009 la AFA rescindió el contrato de televisación con TSC y en 2017 volvió a rubricar un acuerdo con una empresa privada, esta vez junto a la alianza Fox-Turner. Ahora, el fútbol pago volverá a la Argentina, y no es el único en la región.

En Sudamérica varios países deben abonar un adicional para contar con los canales que transmiten los partidos de las ligas locales. En el caso de Chile, el que ostenta los derechos es el Canal de Fútbol (CDF), creado por los propios clubes, y la suscripción cuesta entre $167 y $178 –entre 6999 y 7490 pesos chilenos– para ver los encuentros en calidad standard y $238 mensuales –9990 pesos chilenos– para verlos en alta definición. Si nos trasladamos a Uruguay, es la empresa Tenfield la que posee la transmisión de los partidos del torneo celeste, y los cableoperadores cobran aproximadamente $157 por mes –279 pesos uruguayos– para disfrutar del campeonato local.

En España las empresas que transmiten la liga exigen que se contraten paquetes que incluyen otros servicios como teléfono fijo, móvil e internet para poder acceder a La Liga.

En Colombia el encargado de transmitir de manera oficial el fútbol profesional colombiano es Win Sports –canal que nació de la alianza entre RCN TV y DIRECTV– que cuenta con distintos planes para disfrutar online cada fecha del campeonato. El abono mensual tiene un valor de US$ 19,99, mientras que si se paga por todo el semestre tiene un costo de US$ 101,94.

En el Viejo Continente las cifras son más elevadas, aunque el paquete involucra una mayor cantidad de beneficios. La liga italiana no viene siendo una de las más competitivas durante las últimas temporadas, sin embargo, continúa teniendo un gran protagonismo argentino. Para ver los partidos del Inter, Milán y Juventus pueden pagarse entre $456 –24 euros– ,si se contrata el servicio de Mediaset que incluye el pack de la Serie A, UEFA Champions League y Series de TV, y $568 –29,90 euros– si se deciden por el plan de Sky Italia. En cambio, disfrutar del fútbol inglés puede ser más costoso, ya que hay que abonar $597 –27,50 libras esterlinas– si se quiere disfrutar de los lujos de la Premier League por Sky Sports.

España es un caso particular, ya que las empresas que transmiten la liga en la que se destacan Lionel Messi y Cristiano Ronaldo exigen que se contraten paquetes que incluyen otros servicios como teléfono fijo, móvil e internet para poder acceder a La Liga. Los clientes de Movistar, Vodafone u Orange pueden llegar a gastar hasta $1.425 –75 euros– por mes para poder ver las gambetas de los mejores jugadores del mundo.

Si tenemos en cuenta otros deportes que a través de los años han demostrado que el manejo de los negocios y el marketing son lo suyo, nos damos cuenta que los costos de sus abonos están por debajo de lo que se pagaría en el futbol argentino. El NBA League Pass tiene un precio de $229,99 por mes, un 23% más caro de lo que saldría ver los partidos del fútbol argentino, mientras que si los fanáticos solo desean ver a su equipo favorito pueden pagar $79,99 por partido. Por su parte, el NFL Game Pass tiene un valor de US$ 99 por temporada y el pase para ver todo el año la liga de fútbol estadounidense (MLS) cuesta US$ 14,99 por mes.

Loading...
Fuente: Apertura

 

Anuncios