Policías provocaron que un joven inocente pierda un ojo

El adolescente de 17 años herido de un balazo recibió el alta ayer a la mañana. “Estamos mal por el maltrato que recibimos. Mi hijo quedó completamente ciego porque perdió un ojo y el otro lo tiene muy inflamado”, dijo su madre.

Marina Canva, tutora del joven herido, contó: “A mí me sacaron un hornito que todavía no me devolvieron, pero a mi vecina le devolvieron el freezer. De la casa de mi vecina se llevaron un freezer y ollas, para justificar lo que ellos estaban buscando y que habían robado de la Secundaria 26”.

El hecho ocurrió en Villa Albertina y los vecinos ya recuperaron algunos objetos secuestrados en allanamientos que se hicieron el sábado por el robo en la Escuela Secundaria 26. De las viviendas los efectivos se llevaron un freezer, un horno microondas, un horno eléctrico, un equipo de música, una pava eléctrica, y ollas que serían “similares” a los robados.

En una de las casas allanadas, los efectivos le dispararon a un joven que nada tenía que ver con el robo y la herida le produjo la pérdida de un ojo. La vivienda allanada está ubicada en Cosquín al 1800, a sólo cuatro cuadras de la Escuela Secundaria 26.

El tío del joven herido, que vivía al lado, terminó detenido. La familia asegura que tiene pruebas para demostrar cómo ocurrieron los hechos. “Tengo fotos y testigos para que esto salga a la luz. Lo que hicieron con mi hijo es gatillo fácil, le arruinaron la vida a un chico de 17 años”.

Mariana Canva manifestó que los policías que allanaron “se querían justificar” con que su hijo salió de la habitación con un cuchillo en la mano. “Sí, tenía el cuchillo, porque la puerta al no tener picaporte, todos ingresamos así. Fue terrible lo que pasó,  la violencia con la que ingresaron a mi casa. A mi me apuntaron con el arma y tenía a mi bebé en brazos, y a mi marido lo tiraron al piso”.

Botón volver arriba
× ¡Suscribite a nuestro WhatsApp!