Con Fake News y 70 locos gritando en el obelisco no van a voltear a Alberto Fernández

En estos días hemos visto públicamente una ola de ataques enfermizos al gobierno de Alberto Fernández y a todo el arco político oficial. El pasado viernes 8 de julio circuló todo tipo de Fake News por redes sociales y medios conspirativos para difundir cuanta oportunidad tengan de desestabilizar al poder ejecutivo.

Llegaron a plantear una renuncia del presidente, mas tarde hablaron de una renuncia de Sergio Massa, actual presidente de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación. Luego pronosticaron una urgente Asamblea Legislativa y después anunciaron que por la noche el presidente hablaría en cadena nacional para expresar los motivos de su renuncia. (Todo Falso).

El sábado 9 de julio, el mismo presidente que supuestamente renunció el día anterior, habló en Tucumán por la conmemoración del día de la Independencia, dando uno de los mejores mensajes que escuché de Alberto Fernández llamando a la UNIDAD NACIONAL.

Pero bien, horas mas tarde la oposición organizó un #Argentinazo. Así llamaron a la máxima expresión de odio de los últimos meses.

¿Como pueden llamar Argentinazo a una manifestación llena de actos de xenofobia, incitación a la violencia, demostraciones mas que específicas de querer ahorcar compatriotas, antorchas para prender fuego al mejor estilo Ku Klux Klan, pedidos de sicarios para matar a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, canticos con consignas repugnantes para quienes nos gobiernan en forma democrática?.

Declaraciones de gente que participó de ese acto propias de quienes requieren ser internadas de urgencia en un psiquiátrico y sumada a la violencia contra los medios periodísticos que no pregonan el odio que ellos desean.

¿Ahora cuál es el fin? Un sector llama a la unidad de todos los argentinos y otro a generar una crisis como la del 2001 o llevarnos al abismo que empezó en el 2015 para terminar con un país saqueado en el 2019.

No creo que quienes han luchado y soñado por décadas con la Independencia Argentina esperaran tamaño homenaje. Pero ese #Argentinazo es la unidad del mismo odio que llevó a bombardear la Plaza de Mazo para derrocar a Perón. Es la misma enfermedad que les corre en las vísceras a estas “personas” que un día los llevó a pintar en el departamento de la calle Austria donde Eva Perón agonizaba “Viva el Cáncer”. Así podemos enumerar proscripciones, persecuciones y todo lo que les genera el PERONISMO.

Yo jamás los junte en un solo partido o movimiento, porque no persiguen una identidad, ni abrazan una doctrina, solo los une el odio. En síntesis, eso es el Anti Peronista. Esa es la plataforma de gobierno de la derecha, no saben hacer otra cosa que despreciar todos los derechos y conquistas sociales logradas en nuestros gobiernos, pero no conozco a ninguno que renuncie a ellas. ¡Así es fácil ser oposición!

Marcelo Puella

Botón volver arriba
× Suscribite a nuestro WhatsApp