¿De qué se trata el polémico “impuesto al viento”?

El intendente de Puerto Madryn, Gustavo Sastre, logró aprobar una ordenanza con la que permite cobrarles impuestos municipales a los parques eólicos de la zona.

La iniciativa no resulta menor desde el punto de vista recaudatorio: en la ciudad patagónica está ubicado el Parque Éolico Chubut Norte I, considerado el más grande del país y con una capacidad para proveer de energía renovable a 330 mil hogares.

La ordenanza n° 11.349 provocó un duro rechazo de la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER), al considerar que la “tasa de servicio a las energías renovables» implica un tributo “gravoso” y “arbitrario” para el desarrollo de la actividad.

Por la ampliación del ejido urbano de Puerto Madryn, los proyectos eólicos quedaron bajo el alcance municipal. El Concejo entonces resolvió aplicar una «tasa por habilitación, inspección, seguridad e higiene y control ambiental” por los metros cuadrados de uso, con un tributo que se le suele aplicar a toda empresa.

A pesar de las críticas empresarias, recientemente el municipio dio un paso adelante esta semana y estableció una modificación tarifaria en aquella tasa. Ahora, en vez de pagar una suma por los metros cuadrados, los parques eólicos deberán abonar en función de lo que producen.

En la actualidad, los molinos están produciendo alrededor de 1.400 kw mensuales. Las autoridades locales apuntan a que lo que se cobra por la tasa representa unos 84 kw. Es decir, si una empresa abonaba anualmente $800.000 en tasas municipales, ahora abonarán unos $10 millones, señalaron desde la intendencia.

Fuente
Infobae
Botón volver arriba
× ¡Suscribite a nuestro WhatsApp!